28 días después (2002)

28 días después

28 Días después (2002) de Danny Boyle es un thriller de terror sobre un joven que despierta del coma en un hospital y al salir a la ciudad, descubre que está prácticamente desierta excepto por unos zombis que han acabado con la vida del resto de la población. Dirigida con un ritmo acelerado y con un estilo que toma como base a zombis infectados pero que a diferencia de otros films del género estos corren a gran velocidad, es una obra notable que ofrece algo distinto pero con la inquietud y amenaza que producen las cintas de su categoría. Realizada de manera sorprendente tiene un resultado arrollador que merece la pena ser visto por los seguidores del género.

La fotografía es una hábil mezcla lumínica, tenue y oscura según la acción en un trabajo estupendo que desconcierta e impacta por mostrar las calles de Londres desiertas. La música es variada y posee sonidos rítmicos que turban y emocionan en su acompañamiento de la trama, estimulando al público en una magnífica labor que lo tiene pegado al asiento. Los planos y movimientos de cámara completan un soberbio trabajo técnico que da dinamismo al film a través del uso de los primeros y primerísimos planos, detalles, subjetivos, reconocimiento, panorámicos y cámara en mano que sacan lo mejor de las actuaciones y la historia.

Las actuaciones son convincentes. Como protagonistas Cillian Murphy interpreta de modo creíble y Naomie Harris está impetuosa y con carácter en su labor, siendo verosímiles los acompañamientos de Megan Burns, Brendan Gleeson y Christopher Eccleston. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios evocadores al desastre y muy apropiados para la trama y unas caracterizaciones espeluznantes en los zombis que agitan al público. Destacan también unos efectos visuales espectaculares que enardecen la sangre y la violencia pero sin caer en lo desagradable, cumpliendo un admirable trabajo.

El guion, escrito por Alex Garland, es estremecedor no solo por ser un film sobre un virus que ha creado una pandemia mundial, sino por plasmar el desmoronamiento humano cuando todo va mal, provocando en el público una sensación no solo de miedo, sino también de rechazo al visionar que el mal no solo está fuera de ellos, sino especialmente dentro y dejando al ser humano al más bajo nivel animal que existe. Esto se lleva a cabo con una narrativa enigmática que no deja muy claro el origen de este y que es sugestiva a los personajes y también expresiva en un sombrío trabajo que deja clara la desesperanza de estos.

En definitiva, la considero una obra indispensable en el género por cumplir ampliamente con su cometido, inquietando y penetrando en el público en un entramado distinto que encantará a los seguidores del género. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, efectos, movimientos de cámara, vestuarios y caracterizaciones que vuelven a 28 días después, un film diferente aun guardando las partes esenciales de su categoría.

 PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.3/10 (3 votes cast)
28 días después (2002), 7.3 out of 10 based on 3 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *