40 días y 40 noches (2002)

                                            40 días y 40 noches

40 días y 40 noches (2002) de Michael Lehmann es una comedia romántica basada en un joven que está descolocado en su vida sexual desde que lo dejó su novia y que se propone cumplir el celibato para corregir sus faltas. Dirigida con un ritmo vigoroso y con un estilo cómico en las continuas insinuaciones al sexo, es una divertida comedia a la que no le puedes pedir mucho en cuanto a su ridícula historia pero si en cuento a sus escenas llenas de un humor basado en las típicas situaciones de jóvenes en plena edad sexual para dejar al público con una sonrisa en la cara, concluyendo un film no imprescindible pero que si cumple para ver rodeado de amigos.

La fotografía es competente y evocadora en sus imágenes agraciadas y sugerentes que llaman la atención del espectador, rozando lo sexual en una insinuante labor estéticamente repleta de detalles cómicos. La música es variada en sus sonidos estimulantes y rítmicos que agradan escuchar, logrando una labor arrolladora que cumple con el acompañamiento musical. Los planos y movimientos de cámara consuman una decente labor técnica que saca lo mejor de las interpretaciones a través del uso del plano-contraplanos, cámara en mano, dinámicos, seguimiento, steadycam, travellings, tercera persona, avanti, retroceso, generales y detalles.

Las actuaciones son simpáticas y apropiadas para el film. Como protagonistas Josh Hartnett está genuino en un divertido papel y Shannyn Sossamon está sincera y natural en un sentido personaje, siendo correctos los acompañamientos de Maggie Gyllenhaal, Paulo Costanzo, Adam Trese, Emmanuelle Vaugier y Lorin Heath entre otros. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones informales y característicos de jóvenes en una correcta labor que junto con los decorados te transportan in situ.

El guion, escrito por Rob Pérez, no es gran cosa y además su historia es poco creíble, aunque ese es precisamente su fuerte para divertir al público joven y menos exigente, ya que lo que ofrece es fruto de la imaginación de muchos jóvenes en edad de plena actividad sexual, finalizando un insuficiente film en lo que a su calidad se refiere pero cumplidor para sacar la sonrisa al público. Esto se lleva a cabo con una narrativa insinuante y sexual que es expresiva y divertida en sus comentarios, ya que sus diálogos son perspicaces y efusivos para entretener al público. Cabe señalar también, el montaje lineal y acompasado que es ameno y pasa en un santiamén su visionado.

En conclusión, la considero una obra divertida y con algunas escenas hilarantes que gustará al público menos exigente, ya que su historia carece en muchos aspectos de sentido y solo se dedica a basar su historia en el humor más básico y menos trabajado. Algo recomendable por su dirección, música, montaje, movimientos de cámara y diálogos que vuelven a 40 días y 40 noches, un film entretenido y con algunas escenas divertidas que serán del agrado de los menos exigentes.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 5 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/10 (1 vote cast)
40 días y 40 noches (2002), 5.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *