Aliens: el regreso (1986)

alien, el regreso

Aliens: el regreso (1986) de James Cameron es una cinta de acción y ciencia ficción secuela de Alien: el octavo pasajero (1979) considerada por sus seguidores una película de culto. Dirigida con un ritmo violento en la acción y pausado en el resto y con un estilo más basado en la acción que su predecesora, es una obra que baja algo el alto nivel de la primera parte en cuando a trama, aunque añade originalidad y novedades, manteniendo vigente la inquietud y suspense y por supuesto la atmósfera oscura y claustrofóbica que caracteriza a la saga, cautivando de nuevo a todos los seguidores del género y de la saga en particular. Realizada de modo arrollador tiene un resultado impetuoso repleto de acción que enardece la violencia.

La fotografía es fantástica y evocadora a ese supuesto futuro, con imágenes repleta de matices siniestros en un portentoso trabajo que impacta y desconcierta en las escenas oportunas, manteniendo con eficacia un ambiente espeluznante. La música es insidiosa y turbadora a lo largo del film e inquietante y amenazadora en los momentos de acción, agregando profundidad e intriga con tono penetrante y añadiendo con ello estímulo al público. Los planos y movimientos de cámara dan mucho dinamismo al film mediante el uso de los detalles, generales, primeros y primerísimos planos, subjetivos, cámara en mano, reconocimiento y steadycam que saca lo mejor de los ataques.

Las actuaciones son auténticas e implacables. Como protagonista Sigourney Weaver está remarcable y firme en su reconocida labor, siendo oportunos los acompañamientos de Paul Reiser, Lance Henriksen, Michael Biehn, Bill Paxton, Carrie Henn y William Hope entre otros. La dirección artística emplea para estos unos vestuarios y caracterizaciones sugerentes y bien trabajados en detalles, cumpliendo con un fascinante trabajo que, junto con unos soberbios y futuristas decorados, te transportan in situ. Cabe destacar también, unos efectos visuales y de sonido que ganaron el oscar y que sobrecogen añadiendo espectáculo de modo notable al film.

El guion, escrito por el director y basado en una historia propia y de David Giler y Walter Hill, está mucho más centrado en la acción y en el suspense que la primera entrega, ofreciendo además, muchas respuestas a incógnitas sobre cómo se reproducían los aliens, incrementando  interés con la explicación no solo a los seguidores de la saga, sino al público en general, ya que ofrece también un estilo propio que aunque mantiene la atmósfera sombría, ofrece una parte diferenciadora. Esto se lleva a cabo con una narrativa enigmática y también chulesca por el tono militar de los protagonistas que resta algo de valor a la entrega.

En conclusión, la considero una digna continuación de la saga que ofrece más acción y muchas explicaciones que no se dieron en la primera entrega, apasionando a todos sus seguidores con suspense e intriga de la buena, de la que mantiene al público expectante y pegado al asiento aunque como película baje algo el listón de la original. Recomendable por su dirección, guion, actuación (Sigourney Weaver), fotografía, música, movimientos de cámara, efectos, vestuarios y caracterizaciones que hacen de Aliens: el regreso, un film emocionante y oscuro como no podía ser menos de una cinta sobre Alien.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (3 votes cast)
Aliens: el regreso (1986), 8.0 out of 10 based on 3 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *