Amadeus (1984)

amadeus

Amadeus (1984) de Milos Forman es un drama biográfico de época sobre Mozart en el siglo XVIII y su música. Dirigida con un ritmo majestuoso y con un estilo personal y subjetivo, es una obra que tiene una definición ingeniosa y desde luego inteligente, por tener una gran puesta en escena y por mezclar a personajes reales con una historia ficticia, por lo que no debes tomarte al pie de la letra lo que en ella sucede. Realizada de manera irresistible tiene un resultado sobresaliente que encantará no solo a los cinéfilos experimentados, sino al público en general, obteniendo por su trabajo 8 merecidos oscars que dan veracidad de su gran calidad cinematográfica.

Musicalmente, es sencillamente inigualable. Evocadora, espectacular y bella a partes iguales para acompañar una trama emotiva e inspiradora que te obliga a conocer o mejor dicho reconocer, a un genio musical histórico como Mozart. La fotografía es sensacional y desde luego llamativa por mostrar sobre todo unos cuidadísimos interiores, dando gran armonía decorativa que te transporta de modo sobresaliente a la época y lugar en cuestión. Los planos y movimientos de cámara completan un sobrio y elegante trabajo técnico mediante el uso de los generales, reconocimiento y seguimiento que se centra en mostrar lo distinguidos de los decorados y lugares donde transcurre la acción.

Las actuaciones son lustrosas y acertadas. Como protagonistas Tom Hulce está carismático y muy expresivo en su labor, F. Murray Abraham realiza un papel brillante que muestra un Salieri envidioso, tarea por la que ganó el oscar y Elizabeth Berridge que está remarcable en su trabajo, siendo buenos los acompañamientos de Simon Callow, Roy Dotrice, Christine Ebersole y Jeffrey Jones entre otros. Emplea para estos la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones hermosos y atrayentes que son en conjunto exquisitos y refinados, obteniendo el oscar por ello y que, junto con unos exquisitos y alusivos decorados, te transportan in situ.

El guion, escrito por Peter Shaffer y basado en su propia obra, es jocoso por momentos y apasionante en líneas generales, ya que su argumento es provocador aunque ficticio al exponer una supuesta competición entre Mozart y Salieri, la cual no debe servir para aprender una falsa historia sino más bien para aprender algo sobre unos personajes que pasaron a la historia por ser músicos geniales. Esto se lleva a cabo con una narrativa antigua y clásica que es evocadora por parte de cada uno de los personajes según su procedencia en una atractiva labor y unos diálogos ingeniosos y ocurrentes por parte del protagonista, que es gracioso solo de escuchar su risa. Merece especial atención también el montaje que usa flash-back lineal y narrativo, que saca gran historia en algo más de 2 horas y media de duración.

En definitiva, la considero una obra inolvidable e imprescindible dentro del séptimo arte en general, además de fantástica y apasionante en su desarrollo que mantiene al público expectante sobre su definión, y que además, es de gran calidad cinematográfica con 8 oscars que atestiguan académicamente que es cierto, y que no es una película para tomar a la ligera, sino más bien una obra de arte de visión obligada para todos los públicos. Muy recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, planos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones, decorados, narrativa y diálogos que convierten a Amadeus,  en una cinta biográfica enorme, de esas que no se olvidan y dejan una huella indeleble en lo más profundo del corazón fílmico de cualquier cinéfilo.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 10 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (2 votes cast)
Amadeus (1984), 9.0 out of 10 based on 2 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *