American Beauty (1999)

                                                 american beauty

American Beauty (1999) de Sam Mendes es una comedia dramática que satiriza al americano de clase media “aparentemente” normal. Dirigida con un ritmo dinámico y con un estilo singular e hipnótico tanto por la historia como por cómo se realiza, es una obra innovadora y personal que hace mella en cualquier tipo de público y más aún en el buscador de obras profundas. Realizada de manera asombrosa tiene un resultado extraordinario que provoca gran atención con un final encantador.

La fotografía es espectacular y hace excelente uso del color rojo para llamar la atención del espectador, con escenas que impactan y se quedan en la retina del público por sus contrastes, siendo cautivadora por sus múltiples matices y luminosidad. La música es magnética y bella, penetrando con sus sonidos confortantes que producen una sensación tranquilizadora al dejarte envolver en ella como no podía ser menos gracias a Thomas Newman y su estilo inconfundible. Los planos y movimientos de cámara completan con lucidez un magnífico trabajo técnico a través del uso de los panorámicos, reconocimiento, subjetivo, travellings, cámara en mano y primeros planos más bien lentos.

Las actuaciones son deslumbrantes. Como protagonista Kevin Spacey está genuino y con personalidad propia en un enorme papel con el que obtuvo el oscar, siendo estupendas las interpretaciones de Mena Suvari, Annette Bening, Thora Birch, Peter Gallagher, Wes Bentley y Chris Cooper entre otros. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones estéticamente sugerentes según el desarrollo de cada uno de los personajes a lo largo de la historia. Destacan también unos diálogos ocurrentes y perspicaces en las insólitas situaciones que se producen, con toques mordaces y excéntricos que dan gran entretenimiento al espectador.

El guion, escrito por Alan Ball, es original y digno ganador del oscar al tener una historia inaudita que absorbe al público, creándole gran curiosidad e incitándolo con las múltiples actitudes sorprendentes de los protagonistas pero con un trasfondo desesperanzador, por lo que comienza el narrador explicando al principio de la cinta. Para esto emplea una narrativa enigmática además de recóndita que causa intriga al escucharla por no saber muy bien si lo que cuenta ocurrirá y si ocurre además, de qué modo ocurrirá.

En definitiva, la considero una obra imperecedera y esencial digna ganadora de 5 oscars entre ellos el de mejor película, por ser un trabajo magistral que además hipnotiza y cautiva a todos los públicos en su visionado. Muy recomendable por su dirección, guion, interpretaciones, fotografía, música y narrativa que hacen de American Beauty, no solo una de las cintas imprescindibles de los 90, sino además, de la historia del cine por la cantidad de detalles espléndidos que forman esta gran obra que irá ganando consideración con el paso de los años.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 10 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.5/10 (4 votes cast)
American Beauty (1999), 9.5 out of 10 based on 4 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *