American Honey (2016)

                                                american honey

American Honey, de Andrea Arnold, es una comedia dramática y un road movie basado en Star, una joven descolocada en su vida personal y profesional que atraída por la persona de Jake, decide lanzarse a la aventura en un trabajo de inscripciones a revistas en el que irá recorriendo todo Estados Unidos junto a un grupo de jóvenes como ella.

Con esta premisa -que abiertamente denota la libertad que buscan sus protagonistas-, la directora Andrea Arnold busca en su cuarto largometraje hacer sentir al público sus propias ganas de evadirse de todo y vivir de la aventura y las pocas preocupaciones a través de las vivencias de un grupo de jóvenes que tratan en todo momento de divertirse, incluso cuando están trabajando, para dejar constancia de lo que podría ser perfectamente hoy día una vida hippie. Con ello, el espectador siente durante gran parte del film (aunque no todo ya que este se excede en metraje), que el viaje exterior que hacen los protagonistas es más bien un viaje interior para descubrirse a sí mismos y ver así, lo que verdaderamente quieren hacer en la vida.

Técnicamente, la película está bien construida. Su música es de lo más diversa y atractiva para acompañar el libre albedrío que practican los protagonistas entre día y día de trabajo. Su fotografía es hermosa y está bien trabajada para transportar al público eficazmente a cada lugar visitado por estos jóvenes vendedores. Pero lo mejor de todo, son sin duda las interpretaciones de sus protagonistas. Sasha Lane sorprende a todos con su primera interpretación en un difícil papel que borda con naturalidad, aunque desde luego el que brilla con luz propia y es el centro de atención de toda la película es el personaje de Shia LaBeouf, ya que sus movimientos, miradas y pensamientos hacen sentir envidia “sana” no solo a sus compañeros de trabajo, sino también a más de un espectador que asiste atónito a cómo viven al límite su vida un grupo de jóvenes cuya única preocupación es vender algo cada día para seguir pagándose su derecho a seguir en tan variopinto grupo.

Se podría decir, por tanto, que el mayor atractivo de American Honey reside en la libertad y la despreocupación por las responsabilidades que vende. Con lo que el espectador siente tras su visionado que se ha dejado algo atrás, como si hubiera descubierto dentro de él una posible vida que nunca vivió, o que podría incluso vivir si se dejara llevar por la nostalgia de una libertad no escogida al llevar el camino que tomó la mayoría, un camino lleno de obligaciones y sensatez que si bien es el que en teoría todos debemos elegir, siempre deja la duda de ¿Que hubiera pasado si hubiéramos tomado un camino más rebelde y valiente en contra de todo sistema?. Es, en ese sentido, donde la cinta acierta de lleno, aunque como nota negativa para dar forma a esto se excede en su metraje.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (1 vote cast)
American Honey (2016), 7.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *