Arrástrame al infierno (2009)

arrástrame al infierno

Arrástrame al infierno (2009) de Sam Raimi es un thriller de terror con toques de comedia. Dirigida con un ritmo vigoroso y con un estilo que enardece los sobresaltos y las acciones desagradables, es una obra que cumple a ratos pero que se excede en mostrar lo repugnante perdiendo por tanto fuerza e interés por parte del público que va viendo una obra que se desmorona a medida que avanza. Realizada de manera irregular tiene un resultado flojo del que puedes prescindir sin miedo a perderte una digna obra.

La fotografía es oscura e incluso tenebrosa por momentos al emplear imágenes impactantes que repelen. La música es una mezcla de intriga e insidia al emplear unos sonidos intensos que inquietan al público, turbándolo o estimulándolo según el momento de la acción. Los planos y movimientos de cámara completan un certero trabajo a través del uso del avanti, retroceso, ladeados, primeros planos, primerísimos, detalles y circulares.

Las actuaciones son eficientes pero sin despuntar. Como protagonista Alison Lohman está poco creíble en su labor y son cualificadas las interpretaciones de Justin Long, Lorna Raver, David Paymer, Dileep Rao y Reggie Lee entre otros. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios comunes y naturales para los principales y unas caracterizaciones sobrecogedoras en las representaciones de entes. Destacan también unos efectos visuales admirables y aterradores que enaltecen la sangre y la violencia pero sin dejar de lado lo repulsivo.

El guion, escrito por el director junto con Ivan Raimi, va creando interés al principio con una historia convulsiva pero que va perdiendo fuerza conforme avanza el film, hasta llegar incluso a acostumbrarte a sus sobresaltos y producir desagrado por la innecesaria utilización de escenas  nauseabundas, que es lo que parece recalcar e insistir el director en su trabajo. Esto se lleva a cabo con una narrativa sombría en el entorno de la protagonista principal que crea la atmósfera apropiado para el film.

En conclusión, la considero una obra que no destaca en su categoría y solo cumple a ratos, por lo que no es de visión necesaria para los amantes del género y tan solo el final salva los muebles de un trabajo irregular que cuando quiere sorprender y dejar atónito al público, llega ya tarde por haber perdido este gran parte de interés en el film. Algo recomendable por su dirección, música, efectos y caracterizaciones que es lo único remarcable de Arrástrame al infierno, un film falto de la garra necesaria para calar y provocar al público más acostumbrado a este tipo de cine.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 5 SOBRE 10

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/10 (1 vote cast)
Arrástrame al infierno (2009), 5.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *