Bailando con lobos (1990)

 

bailando con lobos

Bailando con lobos (1990) de Kevin Costner es un western de aventuras y romance sobresaliente. Dirigida por un novel Costner es su primer film como director tiene un ritmo majestuoso y un estilo personal que plasma con autenticidad en su mejor obra. Osada en el sentido de ser una gran superproducción para un director sin experiencia es para muchos cinéfilos una de las mejores obras del séptimo arte por ser muy intimista y de gran belleza. Realizada de forma admirable tiene un resultado maravilloso en sus 3 horas de duración para deleite sónico y visual del espectador, siendo además una digna ganadora de 7 oscars.

La fotografía es grandiosa y tiene imágenes de la naturaleza que te transportan en una exquisita labor repleta de detalles inspiradores que gustan al público por su armonía. La música es majestuosa al tener canciones inolvidables en una de las mejores bandas sonoras del cine, que acompaña el film con espectacularidad y sonidos cautivadores que tranquilizan en las escenas confortantes. Los planos y movimientos de cámara completan un excelente trabajo técnico que saca lo mejor de la historia mediante el uso de panorámicos, seguimiento, reconocimiento, travellings, primeros planos, planos detalle y americanos típicos del western, que están bien detallados en un espléndido trabajo técnico.

Las actuaciones son naturales y auténticas. Como protagonistas Kevin Costner está convincente e impecable en su labor, Mary McDonnell espléndida en un buen trabajo y Graham Greene hila una interpretación remarcable, siendo notables los acompañamientos de Rodney A. Grant, Tantoo Cardinal y Robert Pastorelli entre otros. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones estéticamente sugerentes al lugar y momento en cuestión, en un excelente trabajo que colma de fascinación y atractivo a los personajes.

El guion, escrito por Michael Blake y basado en su propia novela, es íntimo y agradable en una labor emotiva que apasiona a los cinéfilos más exigentes, con un argumento maravilloso que tiene en su interior un profundo mensaje que cautiva por su belleza y sinceridad al mostrarlo. Esto se lleva a cabo con una narrativa con voz en off afable del protagonista que muestra sus pensamientos e inquietudes y evocan a la historia en todo momento de modo acogedor. Cabe destacar el excepcional montaje lineal y narrativo de 3 horas de duración que es un regalo para la vista y el oído.

En definitiva, la considero una obra inolvidable e imprescindible en la historia del séptimo arte, por ser excelente en todos los sentidos y estar cuidada hasta el más mínimo detalle por un director que además era la primera vez que realizaba una película. Muy recomendable por su dirección, guion, actuaciones, música, fotografía, montaje, vestuarios, caracterizaciones y narrativa que vuelven a Bailando con lobos, en una de esas películas de gran belleza y contenido sincero que cala en el espectador de tal modo que hacen de ella una obra única y esencial.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 10 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (2 votes cast)
Bailando con lobos (1990), 9.0 out of 10 based on 2 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *