Barton Fink (1991)

                                                     barton fink

Barton Fink, de los hermanos Coen, es un drama de cine dentro de cine basado en el Hollywood dorado de los años 40, en el que contratan a un guionista de teatro para que escriba el guion de una película de lucha libre, y una vez llega este a su hotel, sufre un bloqueo mental que le impide escribirlo. Con esta historia, los geniales cineastas de Minnesota hilan su cuarto largometraje. Una película, que ante todas sus rarezas inexplicables y turbia ambientación, mantiene con mucho estilo y eficacia al espectador pegado al asiento preguntándose, ¿Qué es lo que ocurre en ese extraño lugar?. Y todo, bajo el manto de aparente normalidad y excentricismo que ofrecen unos personajes que dominaron la Meca del cine en los años 40. Completan así los Coen, el primer film en el que critican y homenajean a partes iguales su amado cine.

Técnicamente, los directores vuelven a brillar con su particular estilo visual. La fotografía usada, es algo lúgubre y oscura para dar una atmósfera asfixiante a la película. La música, es intensa y llena de intriga las escenas oportunas para estimular al público con sus enigmáticos sonidos. Los planos y movimientos de cámara, tienen el habitual estilo bien cuidado de los hermanos Coen, en el que usan sobre todo los planos subjetivos y la cámara en mano para dar un toque particular a las escenas claves. Merece la pena también destacar, el montaje lineal y seguido que no se toma la más mínima prisa en exponer su historia y sin embargo no se hace pesado en absoluto.

En cuanto al guion, escrito por los directores, va de menos a más y gusta por tener en su interior un drama con toques de comedia que tiene un entramado confuso y desde luego desconcertante que apasiona a los cinéfilos más exigentes, y en especial, a los incondicionales de los Coen, ya que su estilo propio en este film está bastante definido y no deja duda de su calidad fílmica y narrativa. Además, al ser la falta de inspiración su principal trama, parece ser un guiño de los mismos directores a sus comienzos en el cine, y tiene alicientes en su interior como mostrar detalles con doble sentido que harán pensar al espectador y buscar su verdadero significado, por lo que no es un film sencillo de comprender en absoluto. Todo esto se lleva a cabo con una narrativa dinámica típica de los Coen que está llena de carisma, siendo además de lo más sugestiva según su personaje.

Las interpretaciones, repletas de caras conocidas, son profundas cada una en su estilo. Destacan por encima de todos, John Turturro en un papel tímido y excéntrico muy lejos de su registro más habitual y un soberbio John Goodman, que construye un personaje sombrío que brilla con luz propia en lo que sin duda es uno de sus mejores papeles. También trabajan en el film otros actores secundarios que aportan su granito de arena como es el caso de Steve Buscemi, Jon Polito y Frances McDormand. Para estos emplea la dirección artística, unos vestuarios y caracterizaciones evocadores y bien trabajados según el personaje en una estupenda tarea que junto con los decorados y exteriores te transportan in situ.

Con todo esto, Barton Fink se perfila como una de las películas más chocantes y misteriosas de los hermanos Coen, aunque sin embargo, es de las más atrayentes y se queda eficazmente en la retina del espectador. Por lo tanto, deja tras de sí la sensación al público, de haber visto una película admirable y digna de elogio que aunque sea incomprensible en muchos aspectos, es precisamente esa su mayor virtud para hacer cavilar al espectador que tenga la intención de llegar a lo más profundo posible del corazón, de una de las mayores joyas cinematográficas que han lanzado los Coen al séptimo arte.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)
Barton Fink (1991), 8.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *