Bird (1988)

                                              bird

Bird (1988) de Clint Eastwood es un drama biográfico que toma como base la música jazz y la vida del famoso saxofonista Charlie ’Bird’ Parker desde su llegada a Nueva York, así como su incesante consumo de alcohol y drogas que lo llevaban por el mal camino. Dirigida con un ritmo lento y con un estilo puramente fiel a la realidad aunque se nota que la música de jazz apasiona al director, es una obra notable y profunda al mostrar sin paños calientes la vida profesional de uno de los mejores músicos de jazz de la historia para cautivar a los amantes del género que se quieran culturizar de la música estadounidense negra en estado puro, concluyendo uno de los films biográficos imprescindibles del director.

La fotografía es sombría tal y como era la vida del música en cuestión y hace buen uso de los claroscuros en un evocador trabajo que está repleto de detalles confortantes e inspiradores. La música es rítmica y alusiva en sus sonidos variados que estimulan y alientan con sus inagotables notas de jazz, dando espectáculo en su estilo y excitando a todos los amantes de este estilo musical cuyas melodías son de lo más pegadizas. Los planos y movimientos de cámara consuman una gran tarea técnica mediante el uso del avanti, retroceso, primeros y primerísimos planos, cámara en mano, seguimiento, travellings, circulares, reconocimiento y generales que sacan lo mejor de la historia y las interpretaciones.

Las actuaciones son deslumbrantes y profundas. Como protagonistas Forest Whitaker trabaja con hundimiento psicológico en un clamoroso papel, Diane Venora está creíble en su labor y Michael Zelniker está cumplidor en su tarea, siendo buenos los acompañamientos de Samuel E. Wright, Keith David, James Handy y Anna Thomson entre otros. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones sugestivos a la época y los personajes, siendo estos en su mayoría elegantes en una magnífica labor que junto con los oportunos decorados te transportan.

El guion, escrito por Joel Oliansky, es biográfico y fiel a la vida del saxofonista Charlie `bird`Parker aunque se excede en la duración del metraje y se hace en ocasiones innecesariamente largo, concluyendo eso sí un film que sitúa al espectador en los altibajos de un músico histórico que tuvo problemas con el alcohol y las drogas, estropeando con ello su admirable carrera en el mundo musical. Esto se lleva a cabo con una narrativa con voz en off pesimista y desesperanzada al principio, siendo el resto clásica y profunda al mostrar la continua desmoralización del protagonista en su caída en picado. Cabe destacar también, el montaje con flash-back para poner al público en situación sobre el pasado del músico que también se excede en metraje.

Para finalizar, la considero una obra biográfica imperecedera por exponer fehacientemente la turbulenta vida profesional y personal del saxofonista Charlie `bird`Parker al caer una y otra vez en sus problemas con el alcohol y las drogas que convertían su vida en un infierno, concluyendo un digno film que eso sí, quizás es excesivamente largo en su duración. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, planos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones, decorados y narrativa que convierten a Bird, en un biopic notable e interesante para los que quieran conocer la vida de uno de los mejores músicos estadounidenses del siglo XX.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (1 vote cast)
Bird (1988), 7.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *