Calle Mayor (1956)

calle mayor

Calle Mayor (1956) de Juan Antonio Bardem es un drama basado en una joven de 35 años soltera, a la que un hombre le gasta la broma pesada de querer casarse con ella por una apuesta que realiza con su grupo de amigos. Dirigida con un ritmo tranquilo pero dinámico y con un estilo profundo en su modo de exponer los hechos, es una obra que incita al público de modo extraordinario hasta hacerle sentir la impotencia e indignación que produce ver como juegan con los sentimientos de una persona desamparada. Realizada de manera magistral tiene un resultado admirable que la define como una obra única e imprescindible dentro de la cinematografía española.

La fotografía en blanco y negro es sensacional y llamativa, ya que tiene imágenes atractivas que están llenas de detalles inspiradores que agradan su visionado. La música es melódica y mezcla con acierto los sonidos emotivos e inquietantes, exaltando según el momento de la acción el sentimentalismo o la tragedia de la historia. Los planos y movimientos de cámara consuman un excelente trabajo técnico propio de su director a través del uso de los subjetivos, detalles, primeros y primerísimos planos, reconocimiento, rotación, panorámicos y cenitales que sacan lo mejor de las interpretaciones y la trama.

Las actuaciones son remarcables y convincentes. Como protagonistas Betsy Blair trabaja con ingenuidad y sensibilidad y José Suarez hila una interpretación indolente y acertada, siendo oportunos los acompañamientos de Yves Massard, Luis Peña, Dora Doll, Alfonso Godá y Manuel Alexandre. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios elegantes y estéticamente apropiados que evocan a la alta clase social a la que pertenecen los personajes, que en aquella época podían permitirse sin castigo alguno gastar bromas pesadas a sus anchas.

El guion, escrito por el director y basado en la obra de teatro de Carlos Arniches, tiene un trama enrevesada y estremecedora que es argumentada de modo cautivante, manteniendo pegado al asiento al público con intriga e incitándolo de manera implacable gracias a una historia basada en una broma perniciosa y repleta de maldad. Esto se lleva a cabo con una narrativa explicativa y afable al principio con voz en off que nos pone en situación, siendo el resto más bien con tono bromista y usando palabras clásicas de manera directa y efusiva.

En definitiva, la considero una obra inmortal e insustituible en el drama español, por ser penetrante y provocador como pocos a la hora de jugar con los sentimientos del público, el cual siente en ojos de la protagonista la crueldad del juego malsano al que la someten unos desalmados carentes del más básico sentimiento humano. Muy recomendable por su dirección, guion, interpretaciones, fotografía, música, planos, movimientos de cámara, vestuarios y narrativa que colocan a Calle Mayor, dentro de los films más respetables y sobresalientes del cine español.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 9 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
Calle Mayor (1956), 9.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *