Carlos Saura

                                            carlos saura

Carlos Saura, nacido en Huesca el 4 de enero de 1932, es un director, guionista, fotógrafo y escritor de amplio prestigio y reconocimiento internacional que ha sabido adaptarse a cada época vivida con un estilo propio y profundo que lo coloca como uno de los directores más personales y reconocibles del panorama cinematográfico español. Hijo de un abogado y una pianista, no terminó sus estudios de ingeniería industrial para entrar en el Instituto de investigaciones y experiencias cinematográficas de Madrid, lugar del cual fue profesor a los años. Comenzó a realizar cortometrajes en la década de los 50 hasta que en el año 1959 consiguió realizar su primer largometraje Los golfos, el cual incluso estuvo nominado en el festival de Cannes a la palma de oro como mejor película.

En la década de los 60 con el director ya a pleno rendimiento merece la pena destacar los films La caza (1966), que obtuvo el oso de plata en Berlín y es considerada a día de hoy como uno de sus mejores films y Peppermint Frappé (1967), que vuelve a conseguir el oso de plata en Berlín y sigue consolidando a su director como un ejemplo a seguir dentro de los dramas psicológicos de difícil comprensión, quizás influenciado en sus primeros años por su maestro declarado el director Luis Buñuel. Ya en la década de los 70, consigue reafirmarse en el género de drama psicológico después de rodar la sátira El jardín de las delicias (1970) al dirigir y consolidarse con Ana y los lobos (1972), en el que cuenta de nuevo con su mujer por entonces Geraldine Chaplin y con Fernando Fernán-Gómez. En el año 1973 dirige La prima Angélica, en 1975 Cría cuervos en la que cuenta por primera vez con la jovencísima Ana Torrent, Elisa, vida mía en 1977 y Mamá cumple 100 años en 1979, redondeando una década muy activa en la que claramente esquivaba la censura y en la que el director se consolidó tanto dentro como fuera de las fronteras españolas.

En los 80 su cine se convierte en algo menos profundo y más variado, como por ejemplo con la realización del film de cine quinqui Deprisa, deprisa (1981) y después tocando películas y documentales de folclore sobre el flamenco. De esta década merece la pena destacar el musical flamenco Bodas de sangre (1981) basada en la famosa obra de Federico García Lorca en la que cuenta por primera vez con Antonio Gades, en 1983 realiza el musical Carmen contando de nuevo con Antonio Gades y otros artistas reconocidos de la talla de Pepa Flores (Marisol), Paco de Lucía y Cristina Hoyos entre muchos otros, film que además estuvo nominado al oscar como mejor película de habla no inglesa. En 1986 dirige Amor brujo, contando por última vez con las estupendas colaboraciones de Antonio Gades y Cristina Hoyos, convirtiéndose en un claro ejemplo de exportación cinematográfica del folclore español fuera de sus fronteras.

Ya en la década de los 90 Carlos Saura continua alternando películas de distinta índole junto con films y documentales musicales. En 1990 realiza una de sus más conocidas películas ¡Ay, Carmela!, que obtuvo la friolera de 13 premios Goya y se mantuvo como la más premiada hasta que la desbancó con 14 goyas el films de Alejandro Amenábar Mar Adentro. Prosigue la década con los documentales Sevillanas (1991) y Flamenco (1995), con los que se afianzó en el género musical, después dirige el film Pajarico (1997), luego el musical Tango (1998) con el que por primera vez fija sus ojos y expone el folclore de otro país y por último el film Goya en Burdeos (1999), que narra los últimos días del famoso pintor en dicha ciudad y que obtuvo 5 goyas de la academia en reconocimiento a su labor.

En la década de 2000 sigue en la misma línea que las dos décadas anteriores alternando films de distintos géneros junto con los documentales musicales. Cabe destacar de esta década la película basada en los terribles hechos reales de Puerto Hurraco El séptimo día (2004), El documental Iberia (2005) que es una adaptación de la suite Iberia de Isaac Albéniz y muestra el flamenco desde distintos palos y lugares del país, y después de dos años instruyéndose en el país vecino dirige el musical Fados (2007), que exprime lo mejor del cante luso en sus distintas variaciones y épocas de dicha música para exportar fuera de su país dicho folclore. Ya en 2010 vuelve a las andadas del documental musical sobre el folclore español con Flamenco, Flamenco (2010), en el que vuelve a deslumbrar al público con artistas de la talla de Paco de Lucía, Sara Baras, José Mercé, Estrella Morente, Manolo Sanlúcar, Miguel Poveda y Tomatito.

Con algunos proyectos a la vista y a buen seguro aún que otro éxito tanto dentro del documental folclórico como en films de distinta categoría, a buen seguro el director Carlos Saura nos volverá a deleitar con su buen gusto cinematográfico y estilo visual único que lo acompaña desde hace muchos años, creando un ambiente único y atractivo en sus películas que atrapa al espectador y ayudando con sus cámaras a crear una atmósfera llena de magia en sus documentales para exportar nuestra música más allá de las fronteras, por lo que mucho se le debe a este director que siempre ha tenido la habilidad de adaptarse con su cine y estilo a cada época y ha realizado en todo momento lo que más le ha gustado para deleite de todos sus seguidores e incondicionales, ya que aporta algo nuevo e íntimo al séptimo arte y no se estanca en los convencionalismos de otros directores quizás más reconocidos, pero menos profundos y dispuestos a arriesgar para ofrecer una marca propia que aporte algo nuevo a este fascinante mundo llamado “cine”.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN COMO DIRECTOR 8 SOBRE 10

VALORACIÓN MEDIA DEL CINE DE RAMÓN DE SUS PELÍCULAS 7.20

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)
Carlos Saura, 8.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *