Carta a tres esposas (1949)

                                            carta a tres esposas

Carta a tres esposas (1949) de Joseph L. Mankiewicz es un drama que toma como base una carta entregada por una mujer a tres amigas casadas en la que menciona que se ha fugado con el marido de una de ellas. Dirigida con un ritmo dinámico y con un estilo embrollado en las indagaciones mentales de las protagonistas, es una obra provocadora e ingeniosa al mostrar una trama admirable que mantiene notablemente al espectador absorto y pendiente de un desenlace imprevisible que cautivará a todos los amantes del género, ya que guarda en su interior varias similitudes técnicas y de trama con Eva al desnudo que realizaría poco después, concluyendo un magnífico film que es de visión obligada para los seguidores del director.

La fotografía en blanco y negro es espléndida y está bien cuidada en detalles hermosos y confortantes que logran un trabajo magistral y estéticamente inspirador. La música de Alfred Newman es emotiva en sus melodías clásicas de fiestas, logrando una labor encantadora que agradará a todos al más puro estilo musical de Newman. Los planos y movimientos de cámara consuman una tarea personal y típica del director mediante el uso de los subjetivos, reconocimiento, seguimiento, avanti, retroceso, cámara en mano, tercera persona, detalles y generales que se centran solo en las interpretaciones como es habitual en el director.

Las actuaciones son brillantes e intachables del primero al último. Como protagonistas Kirk Douglas está seductor y galante en su papel, siendo sinceros y convincentes las interpretaciones de Ann Sothern, Linda Darnell, Paul Douglas, Jeffrey Lynn, Jeanne Crain y Celeste Holm, sin olvidar a la secundaria de lujo Thelma Ritter. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones elegantes y distinguidos, marcando una clase social acomodada en una lúcida labor que junto con los estupendos decorados de interiores y los exteriores te transportan in situ.

El guion, escrito por el director, obtuvo el oscar en su categoría por llevar a cabo con mucho oficio una intrincada historia que expone al principio como 3 amigas que reciben una carta de una amiga en común, se enteran de que se ha fugado con el marido de una de ellas, viéndose entonces los pensamientos y dudas de cada una de ellas al miedo de ser la que he perdido a su marido, finalizando un incitador film que mantiene al espectador atento a su desenlace. Esto se lleva a cabo con una narrativa con voz en off al principio femenina con tono afable e insinuante que es algo sensual y te pone en situación sobre lo ocurrido.

En conclusión, la considero una obra indeleble y esencial en la filmografía del director por llevar a cabo una trama impecable en sus flash-backs imaginativos de las protagonistas tratando de comprender si han sido alguna de ellas a quien ha abandonado su marido por una amiga, finalizando un provocador film que encantará a los seguidores del género. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, planos, movimientos de cámara, vestuarios y narrativa que hacen de Carta a tres esposas, un film entretenido y excepcional en lo que se propone serlo.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (2 votes cast)
Carta a tres esposas (1949), 9.0 out of 10 based on 2 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *