Charada (1963)

                                          charada

Charada (1963) de Stanley Donen es un film de intriga y una comedia romántica notable sobre una mujer que al volver de la nieve de vacaciones se encuentra con su piso vacío y su marido muerto, dándose cuenta entonces de la doble vida de su este. Dirigida con un ritmo vigoroso y con un efectivo estilo que mezcla el humor con la intriga, es una obra amena con buenas interpretaciones de caras conocidas y un hábil entramado de quién es el bueno y quién es el malo para satisfacer al público en su visionado, ya que su argumento tiene unos giros argumentales y unos diálogos y gestos hilarantes que serán del agrado de toda clase de espectadores.

La fotografía en color es vistosa y alusiva en detalles que son agraciados y cumplen con una labor competentes por ser estéticamente apropiada para el film. La música es rítmica y estimulante al mezclar sonidos inquietantes y penetrantes por un lado y otros clásicos y melódicos, añadiendo intriga o simpatía al film según el momento o la acción. Los planos y movimientos de cámara consuman un correcto trabajo técnico mediante el buen uso del reconocimiento, seguimiento, cámara en mano, avanti, retroceso, circulares, primeros y primerísimos planos, detalles y dinámicos que sacan lo mejor tanto de la trama como de las interpretaciones.

Las actuaciones son genuinas y atractivas. Como protagonistas Cary Grant está carismático y auténtico en su línea habitual y Audrey Hepburn está encantadora e ingenua, siendo correctos los acompañamientos de Walter Matthau, James Coburn, George Kennedy y Ned Glass. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios clásicos y elegantes que marcan la clase alta a la que pertenecen los protagonistas y unos decorados evocadores al lugar en cuestión que transportan al público.

El guion, escrito por Peter Stone, está repleta de líos y giros argumentales que mantienen al público en suspense mientras se echa unas risas con las acciones e interpretaciones de Grant y Hepburn, logrando un film entretenido y con una trama efectiva y bien hilada que se recuerda con gusto y deja buenas vibraciones tras su visionado. Esto se lleva a cabo con una narrativa sugestiva según la procedencia del personaje, siendo en líneas generales jocosa y acertada en sus expresiones que dan dinamismo al film.

Concluyendo, la considero una obra inolvidable y bien trabajada de principio a fin por tener todos los componentes necesarios para entretener, divertir y agradar con su enigmático entramado que tiene como objetivo despistar al espectador y atar todos los cabos sueltos al final del film. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, música, movimientos de cámara, vestuarios y narrativa que hacen de Charada, un film notable y digno de descubrir por todos los cinéfilos clásicos amantes de la mezcla de géneros comedia y thriller para llegar con estilo al espectador.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (1 vote cast)
Charada (1963), 7.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *