Como agua para chocolate (1992)

                                               como agua para chocolate

Como agua para chocolate (1992) de Alfonso Arau es un drama romántico con toques de comedia y realismo mágico basado en unos jóvenes enamorados que no pueden estar juntos porque la madre de ella decide que esta no se case y así la cuide para cuando sea mayor, casándose entonces él con su hermana para estar siempre cerca de su enamorada. Dirigida con un ritmo activo y con un estilo bien adaptado de la famosa novela, es una obra entretenida, divertida y dramática que satisface a todos en su visionado por tener en su interior todos los componentes necesarios, logrando un film que queda eficazmente en la retina del espectador al hacer bien todo lo que se propone, concluyendo así un notable film que ha sabido perdurar y envejece bien para las nuevas generaciones de cineastas.

La fotografía es bella y alusiva a la época y lugar, usando imágenes lumínicas y haciendo gran uso de los claroscuros para darle naturalidad al film, logrando una tarea inspiradora y estéticamente bien cuidada en detalles. La música es melodramática y trágica por momentos, añadiendo profundidad y emotividad al film con melodías también tranquilizadoras que confortan y agradan escuchar en su acompañamiento musical. Los planos y movimientos de cámara consuman una labor personal mediante el uso de los subjetivos, avanti, retroceso, plano-contraplanos, generales, detalles, primeros y primerísimos planos formales en un correcto trabajo que cumple bien con su cometido.

Las actuaciones son irreprochables y naturales. Como protagonistas Marco Leonardi está atractivo y creíble en su labor y Lumi Cavazos está remarcable y muy apropiada en su tarea, siendo señalados las colaboraciones de Regina Torné, Ada Carrasco, Yareli Arizmendi, Mario Iván Martínez y Claudette Maille entre otros. La dirección artística emplea para estos unos vestuarios y caracterizaciones elegantes y distinguidos por un lado y de servidumbre y gentes más humildes por otro en una gran labor que junto con los decorados de interiores y los exteriores te transportan in situ.

El guion, escrito por Laura Esquivel y adaptado de su propia novela, es hermoso, divertido y apasionado para atraer a gran cantidad de público, llevando a cabo una trama de amor no consumado por culpa de una madre absorbente y manipuladora a cuya hija pequeña quiere para que la cuide cuando ella sea mayor, negándole así su reconocido amor por un hombre que se casa con su hermana para tenerla cerca. Esto se lleva a cabo con una narrativa mirando a la cámara al principio que llama la atención y otra con voz en off, siendo el resto evocador del lugar y algo lírica y educada en un clásico y acogedor trabajo que es expresivo y calca muy bien la desesperanza y la pasión. Cabe destacar también, el montaje lineal y acompasado que va marcando varias épocas desde el nacimiento de la protagonista hasta su madurez, e incluso el recuerdo de un familiar cercano cuando esta ya ha desaparecido.

Para finalizar, la considero una digna adaptación de la famosa novela de Laura Esquivel que cumple notablemente con lo que se espera de ella, ya que entretiene y tiene la dosis de pasión necesaria para los seguidores del género, finalizando uno de los films mexicanos más reconocidos y respectados. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, planos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones y narrativa que hacen de Como agua para chocolate, un film necesario en sus géneros que no defraudará a los románticos incurables.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 6.5/10 (2 votes cast)
Como agua para chocolate (1992), 6.5 out of 10 based on 2 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *