Como en un espejo (1961)

como en un espejo

Como en un espejo (1961) de Ingmar Bergman es un drama familiar sobre la enfermedad. Dirigida con un ritmo calmado y con el estilo subjetivo y profundo del director, es una obra que gira en torno a una mujer con esquizofrenia y como su familia en unas vacaciones sienten que no son capaces de ayudar y aceptar la terrible dolencia que sufre un ser querido. Realizada de manera impecable tiene un resultado excepcional que absorbe a todos los seguidores del director con una trama desesperante.

La fotografía en blanco y negro es hermosa y alusiva al lugar en cuestión gracias a unas imágenes inspiradoras que hacen excelente uso de los claroscuros en una sobresaliente labor visual. La música es escasa y clásica al emplear unos sonidos tristes y nostálgicos que hacen un sutil y apropiado acompañamiento musical. Los planos y movimientos de cámara se centran en el íntimo trabajo de las expresiones de los protagonistas mediante el uso del avanti, retroceso, cámara en mano y seguimiento que incrementan la sensación de impotencia en el público.

Las actuaciones son admirables. Como principales Harriet Andersson está remarcable en su labor con inestabilidad psicológica, Max von Sydow sensible como marido preocupado, Gunnar Björnstrand impasible y calculador como padre despreocupado y Lars Passgard cumplidor como hermano que se siente incapaz de ayudar. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones naturales en una correcta actividad que no deslumbra pero si cumple.

El guion, escrito por el director, es agitador y profundo al plasmar una historia que penetra en el público al ser verosímil en la enfermedad (que nos hace conocer algo mejor) y desesperanzador por ponernos en la piel de unos familiares que encajan como pueden o quieren la turbadora enfermedad que en parte no comprenden. Esto es llevado a cabo con una narrativa equilibrada e impecable con tono acogedor cuando todo está bien, pero que sin embargo, se vuelve más pesimista y asfixiante cuando la enfermedad entra en escena.

Concluyendo, la considero una obra indeleble e indispensable en la filmografía del director, ya que trata de modo absorbente la esquizofrenia y la incredulidad de los seres queridos que rodean al enfermo ante tal problema, haciéndolo además con la profundidad típica del director al tratar problemas serios como este. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, planos, movimientos de cámara y narrativa que hacen de Como en un espejo, un film personal y absorto ante una enfermedad de tal calibre y con tan poca aceptación social incluso hoy día.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.5/10 (2 votes cast)
Como en un espejo (1961), 8.5 out of 10 based on 2 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *