Corazones de acero (2014)

                                               corazones de acero

Corazones de acero (2014) de David Ayer es un drama bélico de acción basado en el final de la segunda guerra mundial, cuando un grupo de jóvenes a bordo de un tanque persiguen a los nazis que quedan en su propio territorio. Dirigida con un ritmo alterno que va de dinámico en la acción a pausado en el resto y con un estilo que juega con la doble moral del soldado, es una obra incitadora en lo que ofrece para provocar reacción y hacer discutir entre el espectador noble y justo y el frío y calculador para mantener en vilo a todos los que se aventuren a descubrirla, concluyendo un film bélico notable que se centra en la personalidad de los soldados y cómo cambian estos por la crueldad en tiempos de guerra.

La fotografía es apocalíptica al mostrar las ciudades derruidas en un lúgubre y oscuro trabajo que te transportan al momento y lugar en cuestión, mostrando también unos imágenes impactantes que desconciertan por su violencia al público, logrando un trabajo estéticamente apropiado y repleto de matices. La música completa un buen acompañamiento en la acción, enardeciendo la violencia y aumentando el dramatismo en las escenas clave, gracias a unos sonidos insidiosos e inquietantes por un lado y emotivos e intrigantes por el otro. Los planos y movimientos de cámara consuman una gran labor técnica a través del uso de los primeros y primerísimos planos, subjetivos, reconocimiento, generales, seguimiento y subjetivos rápidos en la acción.

Las actuaciones son profundas y con hundimiento psicológico. Como protagonistas Brad Pitt está remarcable en un convincente papel y Logan Lerman está sensible y noble en su labor, siendo muy apropiados los acompañamientos de Shia LaBeouf, Jon Bernthal, Michael Peña, Xavier Samuel, Scott Eastwood y Jonathan Bailey entre otros. La dirección artística emplea para estos unos vestuarios y caracterizaciones sugestivos a militares de cada bando en una notable labor que junto con los espléndidos decorados te transportan in situ. Cabe destacar también, los efectos visuales y de sonido enardecedores de las explosiones y la violencia que cumplen con una tarea sensacional.

El guion, escrito por el director, es emocionante durante la acción pero su mayor fuerte es la exposición y cambio de unos personajes corrompidos por la guerra y la crueldad de esta, logrando cautivar al público por esos dos flancos, la profundidad de los personajes y las escenas de acción, finalizando un film bueno que no defraudará a nadie en su visionado. Esto se lleva a cabo con una narrativa insidiosa y desesperada que deja claro el pesimismo y la poca ilusión de los soldados, trasmitiendo en todo momento esta sensación al espectador.

En definitiva, la considero una obra incitadora y absorbente por momentos que sin ser brillante cumple notablemente con su cometido y expone una historia llena de acción y dramatismo que no dejará a nadie indiferente. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, efectos, planos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones y narrativa que convierten a Corazones de acero, en un film provocador e implacable para todo aquel que se decida a verlo.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.5/10 (2 votes cast)
Corazones de acero (2014), 8.5 out of 10 based on 2 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *