Cumbres borrascosas

cumbres borrascosas

Cumbres borrascosas de William Wyler es un melodrama un tanto sobrevalorado. Está bien dirigida como no podía ser menos de este gran director, pero con una trama de amor imposible algo soporífera y empalagosa.

Las actuaciones son arquetipos de obras de teatro, y no llegan a conectar con el público al ser demasiado emotivas, al menos para mi gusto, con trabajos de Merle Oberon y Laurence Oliver. Y aunque el guión es competente y el argumento no tiene mala pinta, no lo ponen a rodar como es necesario para crear enganche, y por el contrario acaba incluso aburriendo.

La fotografía eso sí, está trabajada al detalle, incluso siendo en blanco y negro, es muy llamativa y rica en matices. Al igual que la música, que es evocadora y bella, acompañando la acción en todo momento, especialmente en las escenas de amor gracias a Alfred Newman.

Mencionar también los vestuarios y caracterizaciones que están estéticamente trabajados, y unos planos de cámara usados de forma inteligente, que sacan lo mejor de cada escena. Por lo que en líneas generales, Cumbres borrascosas es una obra pasable, con exceso de sentimentalismo y algo empalagosa para mi gusto, pero desde luego bien montada, y técnicamente admirable para el momento en que se rodó.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 6 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 6.0/10 (1 vote cast)
Cumbres borrascosas, 6.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *