Desengaño (1936)

desengaño

Desengaño (1936) de William Wyler es un drama basado en un matrimonio de clase alta cuya mujer es infiel a su marido sin este saberlo. Dirigida con un ritmo activo y con un estilo que muestra historias de engaño en un matrimonio fallido, es una obra sencilla que se empeña en desmantelar la ocultación de una pareja cuyo amor solo es partícipe por el lado del marido, que desengañado intenta recuperar su vida con su mujer. Realizada de modo implacable por la trama en sí, tiene un resultado espléndido que merece la pena ser descubierto por los cinéfilos clásicos en general.

La fotografía en blanco y negro hace gran uso de los claroscuros y es evocadora a cada uno de los lugares visitados por la pareja en un soberbio trabajo visual. La música es emotiva en sus sonidos melódicos en gran parte del film, dando en ocasiones tristeza en una encantadora tarea que acompaña sensacionalmente la cinta gracias a Alfred Newman. Los planos y movimientos de cámara completan un sobrio y correcto trabajo técnico mediante el uso de los subjetivos, seguimiento, avanti, generales, plano-contraplanos y reconocimiento.

Las actuaciones son auténticas y deslumbrantes. Como protagonistas Walter Huston esta remarcable en un papel con carácter y convicción, Ruth Chatterton está apropiada en su papel de ama de casa infiel y Mary Astor natural y creíble en su tarea, siendo notables los acompañamientos de David Nivel, Paul Lukas y John Payne entre otros. Emplea para estos la dirección artística unos vestuarios impolutos y distinguidos que junto con los lujosos decorados, marcan claramente la alta clase social a la que pertenecen los protagonistas en una magnífica labor.

El guion, escrito por Sidney Howard y basado en la novela de Sinclair Lewis, es provocador al mostrar con claridad una historia de infidelidad matrimonial en una época en la que era prácticamente impensable, cumpliendo con una trama realista y admirable por cómo se plasma la obra y como capta la atención del público en un buen trabajo que no pasa desapercibido. Esto se lleva a cabo con una narrativa intachable y clásica que es muy expresiva y sobre todo insinuante a la hora de verse las intenciones de cada uno de los personajes en cuanto a inocencia, maldad y ocultación.

En definitiva, la considero una obra entretenida y con momentos apasionantes que llevan a cabo una historia que profundiza en el matrimonio fallido y la infidelidad en un momento en la que esta era prácticamente impensable por el lado de la mujer. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, planos, movimientos de cámara, vestuarios, decorados y narrativa que vuelven a Desengaño, un film digno de ver aunque no luce entre las mejores y más señaladas obras del director.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (1 vote cast)
Desengaño (1936), 7.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *