Diarios de motocicleta (2004)

                                            diarios de motocicleta

Diarios de motocicleta (2004) de Walter Salles es un drama de aventuras biográficas basado en los años 50 cuando el Che Guevara por aquel entonces estudiante de medicina, recorrió en moto Sudamérica junto con su amigo Alberto Granado. Dirigida con un ritmo apacible y con un estilo biográfico que no se aleja de la realidad por estar basada en las propias escrituras del guerrillero, es una obra eficaz a la hora de situar hábilmente al espectador en la mente del Che Guevara en los años antes de comenzar su carrera revolucionaria, concluyendo un magnífico film que además de ser soberbio en resultado sirve con un gran documento histórico de la parte aventurera y de autodescubrimiento del famoso político y escritor.

La fotografía es alusiva a cada lugar visitado y hermosa de exteriores al mostrar muchas regiones de Latinoamérica, logrando una labor lumínica y oscura según la ocasión en un llamativo trabajo que cautiva a todos en su visionado. La música es rítmica y alentadora en sus sonidos estimulantes por un lado y bella y emotiva por otro en una variada tarea que es de lo más inspiradora y acompaña la historia correctamente en los momentos oportunos. Los planos y movimientos de cámara consuman una gran labor técnica mediante el uso de los travellings, primeros planos, detalles, cámara en mano, subjetivos, steadycam, aéreos, seguimiento, tercera persona y generales que exprimen lo mejor de la acción y las interpretaciones.

Las actuaciones son convincentes y señaladas. Como protagonistas Gael García Bernal está íntegro y acertado en su trabajo y Rodrigo de la Serna está genuino en un carismático personaje, siendo remarcables los acompañamientos de Mía Maestro, Mercedes Morán, Jorge Chiarella y Gabriela Aguilera. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones sugerentes de la época y el lugar, siendo elegantes por un lado para marcar la clase acomodada y luego sugestivos de los distintos países y razas en una gran labor que junto con los decorados de interiores y los exteriores te transportan in situ.

El guion, escrito por José Rivera y basado en los libros de Ernesto ‘Che’ Guevara, es biográfico e interesante al instruir al público sobre parte de la vida del famoso guerrillero, la más humana y de autodescubrimiento cuando viajaba constantemente y era un joven con unos ideales de igualdad y lucha por la mejora de la población más baja de cada país visitado, finalizando un hermoso film que acierta en todo lo que expone y deja gran sensación tras su visionado. Esto se lleva a cabo con una narrativa con voz en off explicativa afable y profunda, evocando con naturalidad y siendo pesimista en algunas ocasiones. Cabe destacar también, el montaje lineal y seguido que exprime mucha historia en dos horas de metraje.

En definitiva, la considero una bella y esencial obra para conocer la parte más desconocida de la vida de Ernesto Che Guevara, captando la total atención del público por su trama humana y llena de ideales que muestra a un hombre con dudas y que aún estaba por pulir su futura y firme personalidad para deleite de los amantes de los biográficos. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, planos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones, decorados y narrativa que convierten a Diarios de motocicleta, en un film profundo y un viaje a la mente más joven del revolucionario más famoso del siglo XX.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)
Diarios de motocicleta (2004), 8.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *