Dime que no es verdad (2004)

                                            dime que no es verdad

Dime que no es verdad (2004) de J.B. Rogers es una comedia romántica basada en un joven que trabaja en un albergue de animales y sueña con ser veterinario, cuando conoce a una joven de la que se enamora que después resulta ser su hermana. Dirigida con un ritmo alegre y con un estilo jocoso que se centra básicamente en distraer y divertir al público menos exigente, es una obra cómica por sus desternillantes escenas y comentarios que en ocasiones hacen al público reír, aunque sin llegar a ser una obra destacable fílmicamente hablando desde luego cumple con su cometido de hacer pasar un buen rato al público más comercial y buscador de comedias locas norteamericanas.

La fotografía es lumínica y evocadora en imágenes repletas de detalles jocosos, logrando una labor competente e idónea que es vistosa y desde luego estimulante en su estética por los detalles que muestra. La música es variada según el momento de la trama, pasando de emotiva y conmovedora por un lado a rítmica y estimulante por otro, completando una tarea agradable que acompaña con acierto el film. Los planos y movimientos de cámara consuman una labor técnica apropiada para la película a través del uso de los circulares, rotación, detalles, primeros y primerísimos planos, avanti, plano-contraplanos, reconocimiento, panorámicos y generales que exprimen lo mejor de la historia.

Las actuaciones son cualificadas y eficientes en las notas de humor. Como protagonistas Heather Graham está sensible y sensual y Chris Klein está aceptable en un tímido personaje, siendo genuinos los acompañamientos de Sally Field, Orlando Jones, Richard Jenkins, John Rothman, Jack Plotnick, Mark Pellegrino, Brent Briscoe y Suzanne Somers. La dirección artística emplea para estos unos vestuarios y caracterizaciones informales y sugestivos en unas alegres y divertidas vestimentas que son acertadas para el tipo de película que es y que junto con los decorados y exteriores te transportan in situ.

El guion, escrito por Peter Gaulke & Gerry Swallow, es de lo más simplón y tiene el firme objetivo de principio a fin de hacer reír al público con un humor sencillo pero efectivo para el espectador menos exigente, logrando hacer pasar un buen rato en familia o con los amigos con la sensación tras su visionado de tener una sonrisa en la cara y recordando varios detalles o escenas hilarantes del film. Esto se lleva a cabo con una narrativa con voz en off afable y sugerente que es expresiva y además tiene unos diálogos ocurrentes y afilados que sacarán las risas del público más comercial. Cabe señalar también, el montaje lineal y acompasado que exprime a buen ritmo historia en apenas 97 minutos y pasa en un santiamén.

En definitiva, la considero una obra amena que entretiene al publico que no quiera quebrarse el coco deshilvanando una difícil trama, sino el que busque comedias románticas con algunas escenas y comentarios jocosos que harán reír a todos los que les guste el poco fino humor norteamericano. Recomendable por su dirección, fotografía, música, montaje, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones y diálogos que hacen de Dime que no es verdad, un film divertido para distraerse un rato solo o en buena compañía.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 6 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 6.0/10 (1 vote cast)
Dime que no es verdad (2004), 6.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *