El abuelo que saltó por la ventana y se largó (2013)

                                              el abuelo que saltó por la ventana y se largó

El abuelo que saltó por la ventana y se largó (2013) de Felix Herngren es una comedia de aventuras basada en un anciano que el día de su centésimo cumpleaños escapa de la residencia para vivir aventuras mientras recuerda sus vivencias a las nuevas personas que va conociendo. Dirigida con un ritmo activo y con un estilo curioso y atractivo que hace reír con su humor negro, es una obra llamativa y llena de momentos hilarantes bien cuidados que quizás no han obtenido un justo reconocimiento por la crítica y el público, ya que logra entretener y arrollar al público con una historia repleta de aventuras que cautivará a todos los que busquen comedias distintas repletas de un humor distinto y perspicaz.

La fotografía es lumínica y hermosa en sus espléndidas imágenes evocadoras que te transportan eficazmente a cada lugar y época mostrados, logrando una labor estéticamente sugerente y vistosa que agrada ver. La música es rítmica y melódica en sus canciones estimulantes y agraciadas que pueden ser tranquilizadoras o intrigantes en un inspirador trabajo lleno de encanto. Los planos y movimientos de cámara consuman una estupenda labor técnica mediante el uso del travelling, seguimiento, generales, cámara en mano, avanti, subjetivos, retroceso, plano-contraplanos, grúas y circulares que exprimen lo mejor de la trama y las interpretaciones. Cabe destacar también, los efectos visuales competentes en explosiones para dar un toque de humor negro a la cinta.

Las actuaciones son acertadas y está bien trabajadas del primero al último. Como protagonista absoluto y principal Robert Gustafsson está remarcable y oportuno en un papel que se recuerda, siendo buenos también los acompañamientos de Iwar Wiklander, David Wiberg, Mia Skäringer, Jens Hultén y Bianca Cruzeiro entre otros. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones alusivos de la época, el lugar y el personaje en una magnífica labor bien trabajada que junto con los decorados y exteriores te transportan in situ.

El guion, escrito por el director junto con Hans Ingemansson y basado en la novela de Jonas Jonasson, es de lo más sustancioso y lioso pero llama mucho la atención las aventuras y el pasado de nuestro anciano protagonista, dejando al público pegado al asiento y con una sonrisa de oreja a oreja con las hilarantes situaciones que ofrece el film, finalizando una notable película que está algo infravalorada injustamente, ya que aunque no es deslumbrante tiene mucha intención en lo que ofrece. Esto se lleva a cabo con una narrativa con voz en off afable y sugerente de ancianos que es explicativa y enigmática en sus profundas y nostálgicas reflexiones que son tomadas a broma en una equilibrada tarea. Cabe señalar también, el montaje lineal y seguido que utiliza el flash-back para ir recordando su vida y explicar así al público su inaudita vida.

Para finalizar, la considero una obra necesaria en su género que atrapa eficazmente la atención del espectador buscador de comedias diferentes y con un humor algo negro basado en la suerte y en la casualidad para satisfacer al público, siendo por tanto un film entretenido y divertido de ver que cumple ampliamente con lo que se propone el director. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, efectos, planos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterización y narrativa que hacen de El abuelo que saltó por la ventana y se largó, un film jocoso y bien trabajado en argumento y en humor que se recuerda eficazmente tras su visionado.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (1 vote cast)
El abuelo que saltó por la ventana y se largó (2013), 7.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *