El cazador (1978)

el cazador

El cazador (1978) de Michael Cimino, es un drama bélico basado en la amistad y en la guerra de Vietnam. Dirigida con un ritmo tranquilo y en ocasiones premioso, es algo enredada y desordenada por los saltos temporales y físicos que da, los cuales hacen perder algo al espectador. Pero también es una cinta diferente y particular, con toques incitadores y violentos que captan la total atención del espectador, y la convierten en una cinta provocadora y única.

La fotografía es oscura y sombría, además de evocadora al momento y lugar, con imágenes impactantes y sobrecogedoras que estimulan al público por su crueldad asfixiante y emotiva. Y la música, es variada y profunda, con sonidos intensos que acompañan notablemente el film para dar más inquietud, y otros melódicos y agraciados en los momentos de calma, por lo que es muy acertada por usarse cuando es debido.

Las actuaciones, son magníficas y soberbias por parte de todo un elenco de caras conocidas. Con Robert De Niro con carácter y determinación y Christopher Walken reluciente y oportuno en un oscarizado papel. También son brillantes y señaladas las interpretaciones de Meryl Streep, John Cazale y John Savage. Los cuales llevan vestuarios y caracterizaciones sugerentes y apropiados en cada momento de la historia.

El guion, sacado de una historia del mismo director junto con Deric Washburne, está dividido en 2 partes, que son la presentación de los personajes en su pueblo, entorno y sus costumbres, y el resto en Vietnam. Siendo absorbente y turbador, argumentado con un dramatismo penetrante que es espeluznante por momentos y desde luego inquietante y amenazador por su belicismo gratuito. Y emplean para ello, unos diálogos característicos de amigos, que son dinámicos, irónicos y burlones al principio, y más sobrios y secos al final.

Para finalizar, cabe destacar también el trabajado montaje, que es lineal, narrativo e ideológico, además de estar dividido en 2 partes bien diferenciadas. Unos planos y movimientos de cámara panorámicos, reconocimiento, cámara en mano y planos generales sobrios y bien trabajados. Y unos efectos estremecedores y llamativos, que asombran por ser usados para exaltar la sangre y la violencia en determinados momentos.

En conclusión, la considero una obra inolvidable por su provocación y dramatismo, con gran emotividad y profundidad como pocas cintas tienen, y con 5 oscars entre ellos el de mejor película que avalan su notable resultado. Recomendable por su dirección, montaje, actuaciones, guion, efectos y sonidos, que hacen de El cazador una cinta que, aunque algo larga, es de gran calidad cinematográfica, y muy indicada para los que busquen cintas violentas, crudas y que expongan los hechos sin florituras ni paños calientes.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)
El cazador (1978), 8.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *