El crack dos (1983)

                                                 el crack dos

El crack dos (1983) de José Luis Garci es un film de intriga y cine negro secuela en la que de nuevo el detective Areta lleva a cabo una investigación sencilla sobre celos en la que de nuevo, a medida que avanza hacia la verdad va descubriendo más detalles ocultos inesperados. Dirigida con un ritmo tardo y con un estilo fiel a la primera entrega y a las intenciones del director, es una obra notable que continua hábilmente la historia del investigador privado German Areta, logrando captar de nuevo la atención del público al crear un ambiente turbio que tarda en esclarecerse al volver los líos indagatorios en lo que en principio iba a ser un caso normal y corriente, concluyendo un digno film que gustará a los amantes del género y seguidores del director.

La fotografía es evocadora y está bien cuidada en detalles idóneos en la misma línea que su predecesora, logrando una labor estéticamente sombría que tiene detalles confortantes y oscuros según el momento de la acción. La música es agraciada en sus melodías dulces y emotivas con toques rítmicos y sensuales que añaden estímulo o intriga según el momento del film, gracias a unos sonidos insinuantes y enigmáticos que mejoran a la primera parte. Los planos y movimientos de cámara consuman una labor técnica personal del director a través del uso del seguimiento, reconocimiento, generales, cámara en mano, plano-contraplanos, avanti, retroceso, primeros planos y circulares que de nuevo se centran en sacar lo mejor de las interpretaciones.

Las actuaciones son profundas y admirables. Como protagonistas de nuevo Alfredo Landa está contundente y frío en su labor, siendo remarcables los acompañamientos de María Casanova, Miguel Rellán, Arturo Fernández, José Bódalo, Rafael De Penagos, Agustín González y Manuel Lorenzo. La dirección artística emplea para estos unos vestuarios y caracterizaciones variados según el personaje que pasan de elegantes a humildes marcando claramente la personalidad de los protagonistas.

El guion, escrito por el director junto con Horacio Valcárcel, es oscuro y va creando poco a poco una atmósfera turbia y desconcertante que acapara la atención del espectador con mucho estilo, logrando cautivar a los seguidores del director y los amantes del más puro cine negro pero con toques españoles, finalizando uno de los films más destacables del director. Esto se lleva a cabo con una narrativa insidiosa y directa que añade intriga con tono sugerente en una intachable y sombría labor. Cabe destacar también, el montaje lineal y seguido que se toma su tiempo en exponer y desarrollar la historia.

En conclusión, la considero una obra imperecedera y esencial en la filmografía del director que es una notable secuela que mejora a su predecesora, ya que su entramado está mejor trabajado y logra mantener la atención del público con más eficacia. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, planos, movimientos de cámara y narrativa que convierten a El crack dos, en un film soberbio y personal en la filmografía del director que cautivará a todos en su visionado.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)
El crack dos (1983), 8.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *