El fuego de la venganza (2004)

                                            el fuego de la venganza

El fuego de la venganza (2004) de Tony Scott es un drama y un thriller de acción basado en una familia pudiente que vive en México D.F. y que contrata los servicios de un guardaespaldas para evitar que secuestren en la ciudad a su hija pequeña. Dirigida con un ritmo dinámico y con un estilo algo sensacionalista pero atractivo que gusta ver y que emociona, es una obra notable tanto en la historia y personajes como en su desarrollo, tomando la venganza como base para satisfacer a los amantes del género, concluyendo uno de los films más apasionantes del director que cautivará a todos aquellos que se aventuren a descubrirla, ya que es una película que no se olvida fácilmente.

La fotografía es lumínica y alusiva al lugar gracias a una labor repleta de matices estéticamente bien elaborados que contiene algunas imágenes impactantes que desconciertan por su violencia, logrando una labor apasionante que no dejará a nadie indiferente. La música es rítmica y variada con algunas canciones estimulantes y alentadoras del lugar y otras melodías emotivas y algo nostálgicas que son hermosas y cautivan al público, ya que sus profundos sonidos calan sin remisión en el espectador. Los planos y movimientos de cámara consuman una tarea dinámica a través del uso del avanti, retroceso, cámara en mano, grúas, primeros y primerísimos planos, plano-contraplanos, subjetivos, reconocimiento, circulares, seguimiento, detalles y steadycam que exprimen lo mejor de las interpretaciones y la acción. Cabe destacar también, los efectos visuales y de sonido que enardecen la violencia.

Las actuaciones son estereotipadas pero atractivas. Como protagonistas Denzel Washinton está implacable y con profundidad psicológica, Dakota Fanning está remarcable y radiante en su papel infantil y Christopher Walken está íntegro y carismático, siendo adecuados los acompañamientos de Radha Mitchell, Marc Anthony, Giancarlo Giannini y Mickey Rourke entre otros. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones elegantes y estilosos por un lado para marcar la clase alta en una buena labor que junto con los decorados y los exteriores te transportan in situ.

El guion, escrito por Brian Helgeland y basado en la novela de A.J. Quinnell, va de menos a más y se divide en dos partes bien diferenciadas. La primera de ellas es la presentación de los personajes y su desarrollo y la segunda es la venganza, finalizando un magnífico film que apasiona a todos los amantes del género y que deja grandes sensaciones tras su visionado, aunque tiene algunos fallos y se empeña en ser efectista restando calidad a una película que podría haber sido aún mejor si se hubiera tomado más en serio. Esto se lleva a cabo con una narrativa expresiva y equilibrada que pasa de amable y afectuosa por un lado a conspiratoria e irascible por el otro para dejar clara la condición de cada personaje en el film. Cabe destacar también, el montaje lineal y seguido que se toma su tiempo para el desarrollo de los personajes y la historia.

Para finalizar, la considero una película portentosa e indispensable en el género, ya que contiene todos los componentes necesarios para tener al público en suspense la segunda mitad del film gracias a un entramado emocional y lleno de intrigas y preguntas que se irán contestando a medida que avanza el film. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, efectos, planos, movimientos de cámara, vestuarios, decorados y narrativa que convierten a El fuego de la venganza, en una obra soberbia que cautivará a toda clase de públicos incluidos los cinéfilos exigentes.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (1 vote cast)
El fuego de la venganza (2004), 7.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *