El increíble hombre menguante (1957)

el increíble hombre menguante

El increíble hombre menguante (1957) de Jack Arnold es un film fantástico de ciencia ficción de serie B considerado una película de culto por muchos seguidores del género. Dirigida con un ritmo acelerado y con un estilo intrépido y temerario por llevar a cabo una historia difícil de conseguir en el plano técnico, y más aún, tratándose de una cinta de bajo presupuesto, es una obra de lo más entretenida e interesante por la cantidad de situaciones que tiene que solventar el protagonista para sobrevivir ante cosas normales para cualquier persona. Realizada de manera curiosamente ingeniosa para la época tiene un resultado lúcido que merece la pena ser visto.

La fotografía en blanco y negro es fantástica y está repleta de matices que son estéticamente evocadores, desconcertando al público con una labor espectacular en la comparativa de los distintos tamaños del protagonista. La música es intrigante en una adecuada labor repleta de melodías estimulantes que añaden enigma al film, inquietando en los momentos oportunos gracias a unos sonidos turbadores que enardecen la trama. Los planos y movimientos de cámara completan un asombroso trabajo técnico no desprovisto de mérito a través del uso del seguimiento, reconocimiento, subjetivos y generales que incrementan la sensación de que el protagonista no para de menguar.

Las actuaciones son creíbles y apropiadas. Cuenta con las certeras intervenciones de Grant Williams, Randy Stuart, April Kent, Paul Langton, Raymond Bailey, William Schallert y Billy Curtis que interpretan sin brillo pero de manera eficaz para el tipo de film que es. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones elegantes e impolutos al principio al igual que los decorados pero que se van volviendo más carentes a medida que avanza la trama en una correcta labor. Destacan también unos efectos visuales sorprendentes para la época y el bajo presupuesto con el que contaban.

El guion, escrito por Richard Matheson y adaptado de su propia novela, es curioso por tener en su interior una trama atractiva que atrapa al público dentro de su sencillez, y también, por mostrar como los detalles comunes para el resto de la población son una odisea para nuestro menguado protagonista. Además, el enigma que envuelve la desesperada situación no queda esclarecido y deja la sensación en el público de haber visto una película inaudita. Esto se lleva a cabo con una narrativa con voz en off misteriosa y explicativa por parte del principal en la que comparte sus inquietudes y pensamientos, mostrando la desesperanza que su situación le crea a lo largo del tiempo al aumentar el problema.

Para finalizar, la considero una de las mejores obras de serie B, por ser imprescindible en el género al sacar el máximo jugo con un bajo presupuesto a un film enigmático, intrigante e inquietante, todo en uno para culminar una obra merecedora de elogio que gustará a todos los públicos. Recomendable por su dirección, guion, fotografía, música, efectos, planos, vestuarios, caracterizaciones y narrativa que hacen de El increíble hombre menguante, uno de esos films que quedan en la memoria del público por su originalidad y trabajada trama que no dejará a nadie indiferente.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)
El increíble hombre menguante (1957), 8.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *