El jardín de las delicias (1970)

                                              el jardín de las delicias

El jardín de las delicias (1970) de Carlos Saura es un drama que satiriza la clase social alta de finales de la dictadura española en los años 70. Dirigida con un ritmo pausado y con un estilo ácido que critica mordazmente la sociedad de la época, es una película que lleva al extremo lo que es capaz de hacer una familia por tal de obtener el dinero de un hombre enfermo tras un accidente para entretener al público seguidor de la sátira afilada, concluyendo un buen film que es de los menos conocidos del director y que ofrece una visión más directa de este hacia la sociedad que imperaba en la época.

La fotografía es lumínica y desconcertante en sus evocadoras imágenes repleta de detalles que te transportan, logrando una labor estéticamente cuidada al más mínimo detalle en sus extrañezas. La música es dulce y clásica en sus melodías tristes que hipnotizan al espectador y añade un toque de nostalgia al film, intrigando y tranquilizando en una confortante tarea que acompaña notablemente la película. Los planos y movimientos de cámara consuman una buena labor técnica a través del reconocimiento, seguimiento, primeros y primerísimos planos, detalles, subjetivos, avanti, retroceso, circulares y rotación lentos que exprimen lo mejor de las interpretaciones.

Las actuaciones son admirables y contundentes. Como protagonista José Luis López Vázquez está reluciente en un papel con hundimiento psicológico y pocas palabras, siendo notables y apropiados los acompañamientos de Francisco Pierrá, Luchy, Lina Canalejas, Julia Peña, Alberto Alonso, Mayrata O’Wisiedo y Charo Soriano. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones elegantes y distinguidos por un lado y formales por otro, dejando clara la alta clase social de los protagonistas en una buena tarea que en ocasiones tiene mucho de teatro.

El guion, escrito por el director junto a Rafael Azcona y basado en un argumento de Carlos Saura, se centra en la continua representación de escenas vividas por el protagonista y a cargo de su familia y amigos para hacer recordar detalles y sacar así su dinero, ya que el protagonista pierde el habla, la movilidad y el entendimiento tras un accidente de tráfico, finalizando con esa premisa un buen film que no es de los más conocidos del director ni tampoco de los mejores. Esto se lleva a cabo con una narrativa variada y escasa en el caso del protagonista y expresiva y afable en el resto para dejar muy claro la intención de cada personaje. Cabe destacar también, el montaje lineal y seguido que se toma su tiempo para exponer la historia, aunque apenas dure 90 minutos.

Para finalizar, la considero una buena obra de Saura que toca con acierto y acidez la sátira para criticar a la sociedad española del momento, sobre todo en la falsedad de la clase alta que son capaces de hacer cualquier cosa sin escrúpulo alguno para conseguir el dinero que quieren de un hombre impedido, aunque no es de los más destacables films del director. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, montaje, planos, movimientos de cámara y vestuarios que vuelven a El jardín de las delicias, un decente film de un director que supo bien exprimir diversos géneros.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 6 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 6.0/10 (1 vote cast)
El jardín de las delicias (1970), 6.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *