El nido (1980)

                                                  el nido

Con la cinta El nido (1980) , Jaime de Armiñán consigue hilar un film bello pero algo pernicioso a la vez para un momento en el que España estaba en plena transición, ya que su historia de amor entre un hombre mayor y una adolescente, es mal vista por todos excepto por ellos, que lo ven con naturalidad y sin la más mínima maldad. Con esta historia por bandera pocos años después de concluir la dictadora en España, esta película chocaba mucho con lo que estaba acostumbrado a ver la población en general, siendo por tanto un film incitador que va de menos a más hasta alcanzar un buen final que se queda eficazmente en la retina del espectador, sobre todo para el más exigente ávido de buen cine español.

Técnicamente, la película está bien construida y tiene detalles bastante personales que ayudan a aumentar el dramatismo de la trama. Por ejemplo, la cámara en mano continua y los subjetivos colocan al espectador como primera y tercera persona dentro de la inusitada historia de amor. La música, usa en su mayoría sonidos clásicos de ópera que dan cierta emotividad y belleza al film. La fotografía, exalta la naturalidad de sus parajes y juega bien con los claroscuros y los vestuarios son comunes del momento y lugar para transportar junto con los exteriores al espectador a parajes y zonas rurales.

Cabe destacar del film, además de la desacostumbrada historia de amor de Don Alejandro y Goyita, la amistad existente entre el cura de la localidad y el protagonista, ya que el párroco añade la nota de realismo y cordura a una relación mal vista y desaprobada por todos, aconsejando a su manera a un hombre perdido y ensimismado en sus propios sentimientos. Con todo esto se logra crear en la cinta una atmósfera de un extraño amor platónico en el que los enamorados están cada vez más y más lejos de la realidad y de las opiniones de los demás, que asisten con asombro a una relación vista con malos ojos no solo por la gran diferencia de años, sino además porque ella es una menor de edad.

Pero, sin lugar a dudas, lo que más llama la atención de la película es la manipulación a la que Goyita somete a Don Alejandro cuanto este está totalmente enamorado de ella, manejando la adolescente a su antojo a un hombre ya mayor que en principio se presenta como alguien huraño y encerrado en sí mismo, y que sin embargo, con el roce con la joven va cambiando radicalmente hacia una personalidad más extrovertida y sobre todo más infantil. Queda esto totalmente claro cuando le confiesa a su amigo párroco, “ahora estoy empezando a vivir como nunca lo había hecho antes”.

Concluyendo, la considero un notable film cuya historia va de menos a más y en la que el director y guionista juega con la frase “más sabe el diablo por viejo que por diablo”, ya que la joven Goyita a base de seducción platónica consigue manipular a su antojo al ya mayor Don Alejandro para incitar al público, son por tanto también las interpretaciones de Héctor Alterio y Ana Torrent algo más que cumplidoras para satisfacer a un público buscador de buen cine español. Por lo que sin duda alguna, es un film totalmente recomendable de ver que no defraudará a nadie tras su visionado y que además deja buen poso a todo aquel que busque en el cine algo más que un simple entretenimiento visual.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (1 vote cast)
El nido (1980), 7.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *