El patriota (2000)

                                              el patriota

El patriota (2000) de Roland Emmerich es un drama bélico de cine épico basado en la guerra de independencia norteamericana sobre un padre y sus siete hijos, de los cuales el mayor de ellos se alista en el ejército en contra de la voluntad de su padre. Dirigida con un ritmo vigoroso y con un estilo que exalta el belicismo y es algo efectista buscando sorprender a base de patriotismo al espectador, es sin embargo una obra notable en su género aunque parece en varios aspectos emular a Braveheart pero en plan americano, cumpliendo con una trama a ratos emocionante que no deja a nadie insatisfecho, sobre todo a los que busquen acción histórica y lealtad para plasmar de un modo subjetivo lo ocurrido aquellos días en los que los estadounidenses buscaban su ansiada libertad.

La fotografía está bien cuidada en detalles evocadoras que te transportan al lugar y época en cuestión, gracias a unas bellas pero también impactantes imágenes que estimulan al público en un portentoso trabajo. La música es melódica y grandiosa en las escenas oportunas, añadiendo con sus hermosos acordes inspiración al film con sus notas que pasan de emotivas y nostálgicas a deleitosas y confortantes según el momento de la trama, gracias a la mano experta de John Williams. Los planos y movimientos de cámara consuman un buen trabajo técnico a través del uso de grúas, avanti, generales, primeros planos, panorámicos, reconocimiento, seguimiento, cámara en mano y ralentizados que sacan lo mejor de la acción. Cabe destacar también, los efectos enardecedores de la sangre y la violencia en las batallas que cumple con una admirable labor.

Las actuaciones son competentes y acertadas pero sin brillo. Como protagonistas Mel Gibson está en su línea habitual de vengador y Heath Ledger está cumplidor en su tarea, siendo aceptables los acompañamientos de Joely Richardson, Jason Isaacs, Chris Cooper, Tom Wilkinson y Lisa Brenner entre otros. Emplea para estos la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones alusivos a la época en cuestión, tanto en civiles como en los distintos bandos militares en una extraordinaria tarea que junto con unos soberbios decorados te transportan in situ.

El guion, escrito por Robert Rodat, lleva el belicismo y la venganza por bandera en un film emocionante en algunas escenas y apreciable en líneas generales para agradar a los seguidores del género, ya que tiene los componentes necesarios para no dejar a nadie insatisfecho aunque tampoco sea una obra deslumbrante, por tanto, no queda en la mente del espectador como una cinta imprescindible y necesaria. Esto se lleva a cabo con una narrativa clásica y educada que es afable por un lado e insidiosa y conspiradora por otro, con alguna narrativa con voz en off que explica los pensamientos e inquietudes de los protagonistas. Cabe señalar también, el montaje lineal y seguido que no se hace largo ni pesado aún con sus más de 2 horas y media de duración.

En definitiva, la considero una obra apasionante por momentos y entretenida en el género por cumplir con su cometido y no defraudar a los amantes del género., aunque tampoco despunta y tiene detalles que recuerdan mucho a Braveheart, logrando un film algo efectista pero cumplidor en lo que se propone hacer bien. Recomendable por su dirección, guion, fotografía, música, montaje, efectos, planos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones y narrativa que vuelven a El patriota, un film bélico y de acción que con la excusa de la venganza muestra un capítulo histórico en la historia de América.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (1 vote cast)
El patriota (2000), 7.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *