El tiempo del lobo (2003)

                                              el tiempo del lobo

El tiempo del lobo (2003) de Michael Haneke es un drama basado en el momento anterior al Apocalipsis según la mitología Germánica, en el que una familia huye de la catástrofe en la ciudad y se dirigen a su casa de campo para estar a salvo, aunque una vez allí, se dan cuenta de que todo está igual por todas partes. Dirigida con un ritmo opresivo y con un estilo provocador que es fiel a lo que siempre ofrece el director, es una obra que expone una especie de apocalipsis basado en la mitología germánica del mismo nombre del film, asfixiando al público poco a poco con la escases que saca lo peor de las personas que se rigen por la supervivencia cuando lo esencial escasea, concluyendo un digno film del director que incita como bien le gusta a este para hacer mella en el público, aunque no mantiene un alto listón todo el film.

La fotografía es oscura en sus imágenes lúgubres y apocalípticas llenas de niebla blanquecina para hipnotizar e inquietar al público con un trabajo de lo más desconcertante, evocando e impactando con una estéticamente siniestra labor. La música es inexistente en la película para no desviar la total atención del film, cuyo dramatismo se basa en los gritos y en el silencio. Los planos y movimientos de cámara consuman una labor muy profesional a través del uso de la cámara en mano, seguimiento, subjetivos, tercera persona, panorámicos, reconocimiento, generales, steadycam y detalles en una labor bien cuidada en detalles que saca lo mejor de la historia pero sobre todo de las interpretaciones.

Las actuaciones son profundas y dramáticas. Como protagonistas Isabelle Huppert está sensible y recóndita en su labor, siendo remarcables y convincentes el resto de interpretaciones de Béatrice Dalle, Patrice Chéreau, Rona Hartner, Maurice Bénichou, Olivier Gourmet y Brigitte Roüan entre otros. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones humildes y carentes en una buena representación del pre apocalipsis para cumplir con una notable tarea que junto con los oportunos decorados te transportan in situ.

El guion, escrito por el director, muestra una vez más y como es costumbre en él una trama incitadora que descoloca al público por su violencia y comprensión de los hechos en el supuesto caso de la cercanía del apocalipsis, maltratando psicológicamente al espectador que observa la caída de la raza humana y su dignidad cuando la normalidad y las circunstancias empeoran para variar drásticamente sus vidas. Esto se lleva a cabo con una narrativa histérica e intrigante que de forma sugerente te transporta al ficticio momento, cumpliendo con un trabajo expresivo y desmoralizador. Cabe destacar también, el montaje lineal y seguido que se toma su tiempo para profundizar en los personajes e historias.

En conclusión, la considero una digna obra del director que mantiene gran parte del film al público inquieto y expectante aunque al final flojea algo y hace al público relajarse y perder interés por el film, finalizando por tanto una buena película que sin embargo no entra dentro de las mejores cintas del director. Recomendable por su dirección, guion, fotografía, montaje, planos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones y narrativa que vuelven a El tiempo del lobo, un film incitador que muestra el pre apocalipsis desde la mirada atenta y desconcertante de su director.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 6 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 6.0/10 (1 vote cast)
El tiempo del lobo (2003), 6.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *