El verdugo (1963)

el verdugo

El verdugo (1963) de Luis García Berlanga es una comedia negra que satiriza la pena de muerte y está considerada una película de culto. Dirigida con un ritmo dinámico y al modo sutil y mordaz del director, es una obra perfecta en su humor característico que cautivará no solo a los seguidores del director, sino también a todos aquellos que se aventuren a descubrir una de las cintas más destacables de singular cineasta que además. Realizada de manera excelente tiene un resultado admirable que gustará a los buscadores de cintas sarcásticas con sello propio.

La fotografía en blanco y negro es evocadora y agraciada en imágenes que están llenas de detalles idóneos y estéticamente apropiados para la trama. La música es hilarante en su acompañamiento al emplear sonidos rítmicos y sugerentes y en ocasiones melódicos y profundos, según sea requerido por el momento de la historia. Los planos y movimientos de cámara consuman un personal trabajo técnico mediante el uso del seguimiento y planos generales que sacan lo mejor en sí, de una historia jocosa y unas interpretaciones divertidas.

Las actuaciones son deslumbrantes y carismáticas. Como protagonistas Pepe Isbert está genuino en su línea habitual, Nino Manfredi destaca en su labor de personaje con tapujos y Emma Penella está correcta y convincente en su tarea, siendo buenos los acompañamientos de José Luis López Vázquez, Ángel Álvarez, Antonio Ferrandis, Alfredo Landa, Agustín González, Chus Lampreave y José Luis Coll entre muchos otros. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios elegantes pero humildes muy sugestivos según el personaje en un trabajo que, junto con los oportunos decorados, te transportan eficazmente in situ.

El guion, escrito por el director junto con Rafael Azcona y Ennio Flaiano, es hilarante y atractivo de principio a fin por tener un argumento sustancioso y acertado al tipo de humor que maneja el director en casi todas sus cintas, aunque en esta va un paso más allá y completa un film de esos que sobreviven de modo sobresaliente el paso del tiempo y sigue divirtiendo a toda la familia con sus toques comprometedores. Esto se lleva a cabo con una narrativa que tiene en su interior unos diálogos cómicos y sutiles, que son muy ocurrentes para el tipo de historia que se desarrolla en la trama.

En conclusión, la considero una obra inmortal e indispensable en el cine español y en la filmografía de Luis García Berlanga, por ser magistral en el más puro humor negro que lo caracteriza y tantos éxitos y seguidores fílmicos le han dado. Muy recomendable por su dirección, guion, interpretaciones, fotografía, música, planos, movimientos de cámara y diálogos que hacen de El verdugo, un film necesario y esencial en el mejor cine español que gustará no solo a sus más incondicionales, sino también a todos aquellos que se aventuren a descubrir una de las mejores cintas de humor del cine español.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 9 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.7/10 (3 votes cast)
El verdugo (1963), 9.7 out of 10 based on 3 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *