Éric Rohmer

                                               Éric Rohmer

Éric Rohmer, llamado en realidad Maurice Henri Joseph Schére, nacido en Nancy (Francia) el 4 de abril de 1920, fue un director de cine francés además de un crítico cinematográfico, periodista, novelista, guionista y profesor que destaco de sobremanera dentro de la Nouvelle Vague. Fue también editor de Cahiers du Cinéma y dividió sus películas en 3 series llamadas Seis cuentos morales, las seis comedias y proverbios y los cuentos de las cuatro estaciones. Tras sus estudios en 1940 se trasladó a Paris y trabajó como profesor de literatura poco antes de escribir su única novela Élizabeth. En aquella época, también empezó a visitar continuamente la Cinemateca francesa, donde empezó a admirar a dos hombres por los que adoptó su seudónimo, estos dos eran Erich von Stroheim y el novelista Sax Rohmer autor de la serie Fu Manchú.

Como crítico, cabe resaltar que Éric Rohmer fue jefe de redacción de Cahiers du Cinéma entre los años 1956-1963 y que junto al gran André Bazin, destacó de sobremanera el cine de Alfred Hitchcock y Howard Hawks entre otros. Cabe mencionar también, que su cine es sencillo y fresco y fue uno de los referentes dentro de la Nouvelle vague junto con otros directores como Jean Luc Godard y François Truffaut entre otros. De sus films siempre cabe resaltar que tiene un estilo propio y tan definido que una vez has visto uno de ellos, sabes reconocer perfectamente el resto, ya que sigue una misma línea en la que destacan los diálogos espontáneos y una narrativa en la que los problemas morales de los personajes son los verdaderos protagonistas.

De su primera serie de trabajo llamada los seis cuentos morales que abarcan los años 1962-1972, cabe destacar que el director se preocupa por mostrar el enfrentamiento entre los principios éticos de los personajes y sus deseos instintivos, en particular la infidelidad no buscada sino casual, de ese modo el espectador visualiza problemas de moralidad, religión y sexualidad pero siempre con un toque filosófico que deja clara la intención del director de no caer en lo patético. Estos cuentos morales lo forman el cortometraje La panadera de Monceau (1962), el mediometraje La carrera de Suzanne (1963) y los largometrajes La coleccionista (1967), Mi noche con Maud (1969), La rodilla de Clara (1970) y El amor después del mediodía (1972).

Su segunda serie de películas llamada Comedias y proverbios que abarca el periodo de 1981-1987 destaca en varios aspectos. Entre ellos que al contrario que ocurría en su serie de películas anteriores, aquí el protagonista es más bien femenino en lugar de masculino, y suele ser gente joven de una nueva generación y una ética distinta con personajes que reflexionan sobre temas más universales y profundos. Esta serie la forman las películas La mujer del aviador (1981), La buena boda (1982), Pauline en la playa (1983), Las noches de la luna llena (1984), Cuatro aventuras de Reinette y Mirabelle (1986), El rayo verde (1986) y El amigo de mi amiga (1987).

En su tercera y última serie de películas llamadas Cuentos de las cuatro estaciones que abarca el periodo entre 1990-1998, utiliza la atmósfera de cada estación para crear ambiente en la trama del film según la temperatura o luminosidad de cada una de estas, y son el amor y el engaño los temas centrales de la películas. Esta serie de films la forman Cuento de primavera (1990), Cuento de invierno (1992), Cuento de verano (1996) y Cuento de otoño (1998). En esa época también rodó algunos films destacables aunque no pertenecen a esta serie como lo son El árbol, el alcalde y la medioteca (1993) y Tres romances en Paris (1995). Después en la década de 2000, siendo ya mayor, rodó los films La inglesa y el Duque (2001), Triple agente (2004) y El romance de Astrea y Celadon (2007).

Ya el 11 de enero de 2010 falleció en Paris Éric Rohmer, un director que ha sido, es y será un auténtico referente cinematográfico para los cinéfilos más exigentes. Un director que supo rodearse de un equipo de trabajo cercano en el que confió como en los directores de fotografía Néstor Almendros y posteriormente en Diane Baratier y en cuanto a actores tuvo especial predilección con las actrices Marie Riviére y Béatrice Romand. Deja tras de sí un gran número de películas notables y esenciales en su género que tienen un estilo propio y bien definido que es reconocible para todos aquellos que hayan visto al menos un film de su director, ya que este cineasta es sin duda merecedor de objeto de estudio al aportar algo nuevo y muy natural a este gran arte que es el cine.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN COMO DIRECTOR 8 SOBRE 10

VALORACIÓN MEDIA DEL CINE DE RAMÓN DE SUS PELÍCULAS 7.40

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)
Éric Rohmer, 8.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *