Ex Machina (2015)

                                             ex machina

Ex Machina (2015) de Alex Garland es un thriller psicológico de ciencia ficción y drama basado en un joven programador que gana un concurso en su empresa para pasar una semana en un lugar alejado de todo y participar en un test con una mujer robot y comprobar así su inteligencia artificial. Dirigida con un ritmo pausado y con un estilo que pone a prueba al público por sacar a la palestra un tema tan incitador y delicado de comprensión humana como la inteligencia artificial, es una obra atrayente que te hace cavilar sobre diversas cuestiones actuales que no paran de progresar para hacer mella en el público con su innovadora propuesta, concluyendo un sorprendente film que no está falto de inteligencia y perspicacia en su idea aunque le falta un empujón para ser una gran obra.

La fotografía es evocadora y está repleta de detalles espléndidos y atrayentes que estimulan al público gracias a unas imágenes estéticamente fantásticas y soberbias en resultado para cautivar al espectador. La música es tranquilizadora y encantadora en sus armonías por un lado e inquietante y turbadora por otro, con unos sonidos hipnóticos y enigmáticos que logran un sutil y magnífico acompañamiento musical. Los planos y movimientos de cámara consuman una sobria y bien cuidada labor técnica mediante el uso de los subjetivos, panorámicos, reconocimiento, detalles, primeros y primerísimos planos, plano-contraplanos, generales, grúas y cámara en mano que sacan lo mejor de la historia y sus interpretaciones. Cabe señalar también, los efectos visuales sorprendentes y asombrosos que dan un toque futurista muy acertado.

Las actuaciones son oportunas y apropiadas para el film. Como protagonistas Domhnall Gleeson está sensible y sentido en un buen papel, Oscar Isaac trabaja bien en un papel con oscuridad psicológica y Alicia Vikander está señalada y creíble como mujer robot con inteligencia artificial, contando además con los acompañamientos de Sonoya Mizuno y Corey Johnson. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones informales por un lado y sensacionales en el caso de la protagonista en una soberbia labor que junto con los asombrosos decorados te transportan.

El guion, escrito por el director, es inusitado en la historia que expone para atraer al público con un futuro no muy lejano que absorbe y estremece de forma turbadora, ya que se confunde lo que es realidad con lo fingido, logando una labor implacable que arrolla al espectador y le hace quebrarse el coco con lo que posiblemente sería capaz de hacer el hombre por tal de llegar a conseguir lo que busca. Esto se lleva a cabo con una narrativa impoluta y curiosa que con tono conspirador e insinuante va dejando marca de como es cada personaje. Cabe destacar también, el montaje lineal e ideológico que no se toma prisas en mostrar su trama y a sus personajes tal cual son.

Para finalizar, la considero una obra esencial en la ciencia ficción y en el año que no dejará a nadie indiferente tras su visionado y que te hace cavilar sobre lo correcto o lo incorrecto de jugar a ser Dios con la inteligencia artificial, insinuando ser un tema que no seremos capaces de controlar intelectual y moralmente hablando. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, sonidos, montaje, efectos, planos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones y narrativa que convierten a Ex Machina, en un film atrayente tanto visualmente hablando con en su provocador entramado.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (1 vote cast)
Ex Machina (2015), 7.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *