Harry el sucio (1971)

                                          harry el sucio

Harry el sucio (1971) de Don Siegel es un thriller de acción basado en la búsqueda de un asesino en serie francotirador que mata a personas desde los tejados y pide 100.000 dólares para dejar de hacerlo. Dirigida con un ritmo vigoroso y con un estilo duro de acción que marcó un precedente en el género creando el típico personaje antihéroe, es una obra atractiva en su historia de violencia que atrapa notablemente a los seguidores del género y los mantiene en suspense con una trama de busca y captura de un asesino francotirador que pide dinero a cambio de no seguir matando a gente, concluyendo un film implacable que gusta ver y deja buena vibraciones tras su visionado.

La fotografía es lumínica y oscura según la acción en una buena labor evocadora que impacta en ocasiones por su violencia, logrando una labor portentosa y eficiente que estimula con mucho oficio al espectador. La música es rítmica y alentadora gracias a sonidos de batería que añaden intensidad al film, penetrando en el público y añadiendo intriga o alarma según la escena en desarrollo. Los planos y movimientos de cámara consuman una dinámica labor técnica mediante el uso de la cámara en mano en la acción, aéreos, reconocimiento, panorámicos, seguimiento, generales, plano-contraplanos, primeros planos, planos medios, subjetivos, tercera persona y voyeur que sacan lo mejor de la historia.

Las actuaciones son cumplidoras y en la línea habitual que se espera de ellas. Como protagonista absoluto Clint Eastwood está remarcable en su personaje de tipo duro habitual, siendo convincentes los acompañamientos de Harry Guardino, Reni Santoni, John Vernon, Andy Robinson, John Larch, Mae Mercer y John Mitchum entre otros. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones formales y alusivos a policías o delincuentes en una acertada labor bien trabajada en detalles que junto con los pertinentes decorados te transportan. Cabe destacar también, los efectos visuales en algunas escenas que engrandecen la sangre y la violencia.

El guion, escrito por Harry Julian Fink, R.M. Fink y Dean Reisner, es provocador al exponer una historia que mantiene al público expectante con una trama agresiva que hace sentir impotencia al espectador por la dificultad de atrapar al asesino y su suerte para escurrirse, finalizando un predecible pero inquietante film que gustará a los seguidores del género y de Eastwood. Esto se lleva a cabo con una narrativa expresiva e insidiosa que es sugerente de policías duros de la época, que llama además la atención por ser sarcástica y afilada en sus ataques.

Para finalizar, la considero una obra notable e imperecedera del director que es un referencia dentro del género y es reconocida tanto por la interpretación de tipo duro de Eastwood que dio fama a Harry Callahan como por estar inspirada en los asesinatos en serie del asesino del zodiaco que atemorizaba en aquellos años a San Francisco. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, planos, movimientos de cámara y narrativa que hacen de Harry el sucio, el comienzo de una saga inolvidable que inmortalizó el papel de tipo duro antihéroe que fue tomado como base para innumerables films posteriores.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (1 vote cast)
Harry el sucio (1971), 7.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *