Hermanísimas (2015)

                                                hermanísimas

Hermanísimas, de Jason Moore, es una comedia basada en dos hermanas cuarentonas que una vez se enteran de que sus padres van a vender la casa donde se criaron, deciden pasar un fin de semana en ella antes de la venta y organizar así una fiesta. Con este argumento, el director expone un divertido entramado que será del agrado de todos aquellos que les guste el cine comercial sin demasiadas complicaciones, logrando con ello hacer reír gracias a las ocurrencias y situaciones insólitas que ofrecen unas hermanas que ya vienen de vuelta en la vida, y que están dispuestas a todo por pasar una gran noche con los amigos de la infancia.

En cuanto a la parte técnica, el film es competente y no cojea por ningún lado. La fotografía usada es lumínica y competente en una vistosa labor que es estéticamente apropiada. La música es rítmica y estimula al público con sonidos que añaden diversión, además, son usadas de forma acertada canciones de los 80 y los 90, época en la que eran jóvenes las hermanas y sus invitados. Los planos y movimientos de cámara consuman una decente labor técnica mediante el uso de los plano-contraplanos, aéreos, grúas, seguimiento, generales y cámara en mano, que sacan lo mejor de las interpretaciones y las escenas. Como nota negativa, el montaje seguido y acompasado marca un buen ritmo aunque le sobran varios minutos de metraje.

El guion, escrito por Paula Pell, es jocoso en su idea de mostrar a dos hermanas ya creciditas despedirse a su manera de la casa de sus padres mediante una fiesta en la que invitan a sus amigos de la juventud, generando con ello multitud de situaciones divertidas que consiguen aunque no sea un gran film, al menos sea una cinta cumplidora que agrada ver y hace pasar un buen rato al espectador. Esto es llevado a cabo con una narrativa insinuante y desde luego expresiva, que contiene unos diálogos disparatados repletos de mordacidad y un tono burlón que gusta escuchar.

Por el lado interpretativo, destacar que las actuaciones son genuinas en un inesperado dúo femenino que hará reír al público. Como protagonistas, Tina Fey y Amy Poehler están estupendas en unos jocosos papeles que será del agrado de todos aquellos que se aventuren a ver la película. Cuenta también con las colaboraciones de John Leguizamo, Maya Rudolph, John Cena y Santino Fontana entre otros. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones sugestivos y comunes de cada personaje, en una correcta labor que junto con los decorados cumplen con su cometido para trasladar al público al lugar en cuestión.

En definitiva, considero Hermanísimas, una película con detalles hilarantes en la que los adolescentes con ganas de marcha, son sustituidos en esta película por adultos ya creciditos, que después de tantos años de “aparente” formalidad, pasan una noche loca para hacer pasar un rato agradable al público que no espere films trabajados, sino comedias sin excesivas complicaciones más allá del humor basado en situaciones insólitas y acidez en las palabras que utilizan para llenar de risas su visionado.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 6 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 6.0/10 (1 vote cast)
Hermanísimas (2015), 6.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *