Hermanos Coen

                                             hermanos coen

Joel y Ethan Coen, nacidos el 29 de noviembre de 1954 y el 21 de septiembre de 1957 respectivamente, en Minnesota (EEUU).  Pertenecientes a una familia judía, aunque sus creencias religiosas no son usadas generalmente como base para sus películas, están considerados ampliamente por la crítica y el público como unos creadores cinematográficos de lujo en los que, el ingenio basado en una narrativa muy trabajada y un estilo afilado y reconocible en humor negro, son su fuerte para construir películas que arrastran a gran cantidad de público al cine, en general aquellos que buscan obras más elaboradora y con sello de identidad propio.

Sus comienzos en el cine fueron en los años 80. En 1984 escribieron y dirigieron su ópera prima Sangre fácil, un thriller de cine negro que obtuvo gran reconocimiento dentro del cine independiente norteamericano y en el que contaron por primera vez con Frances McDormand, esposa de Joel Coen desde ese mismo año. En esa misma época también realizaron Arizona Baby (1987), una comedia negra y road movie de menor nivel que la anterior y en la que cuentan con la interpretación de un joven Nicolas Cage. A lo largo de esta década, estos singulares hermanos directores se hicieron un hueco dentro del cine independiente y empezaron a ser vistos y respetados por los cinéfilos más exigentes.

Ya en la década de los 90, se consagraron como creadores de primer nivel dentro del séptimo arte. Comenzaron con el gran drama de cine negro Muerte entre las flores (1990), que contó con un gran reparto y fue reconocida por crítica y público como una gran obra. Continuaron con Barton Fink (1991), que es un drama de cine dentro de cine y posiblemente la cinta más extraña de sus carreras, con la cual, fueron nominados con 3 oscar. En 1994 realizaron El gran salto, una discreta comedia negra que paso sin pena ni gloria. Ya en 1996, dirigen la que sin duda es una de sus mejores obras, Fargo, que tuvo la espléndida actuación de Frances McDormand y consiguió dos nominaciones de la academia. Y para cerrar la década, en 1998 producen la que posiblemente sea su cinta más reconocida por el gran público, El gran Lebowski. Gran película de culto y sin duda su mejor comedia negra.

En la década de 2000, cuando son ya considerados unos realizadores de élite que tienen pendientes a público y crítica de sus siguientes films, dirigen O Brother! (2000), en la que por primera vez colabora George Clooney. Al año siguiente, logran un gran drama de cine negro con El hombre que nunca estuvo allí (2001), que cuenta con las estupendas colaboraciones de Billy Bob Thornton y Scarlett Johansson, además de su habitual Frances McDormand. En 2004 realizan Ladykillers, una comedia de menor nivel en la que trabaja Tom Hanks. Ya en 2007, vuelven a realizar con No es país para viejos, un enorme drama de cine negro que obtuvo 4 oscars y las enormes interpretaciones de Josh Brolin, Tommy Lee Jones y sobre todo un deslumbrante y extraño Javier Bardem, que siempre será recordado por su insólito corte de pelo. Para terminar la década de 2000, realizaron Quemar después de leer (2008), en la que cuentan con Brad Pitt, John Malkovich y Tilda Swinton por primera vez y en 2009 Un tipo serio, una comedia negra con la que obtuvieron 2 nominaciones al oscar.

A partir del año 2010, han seguido realizando cine de buen nivel aunque sin lograr aún su gran film de la década. Hasta el momento, han dirigido el remake Valor de Ley (2010), que alcanzó la friolera de 10 nominaciones al oscar sin obtener ninguno y que volvió a contar con Jeff Bridges después del Gran Lebowski. En 2013 produjeron A propósito de Llewin Davis, en la que trabaja por primera vez Oscar Isaac y que tuvo 2 nominaciones al oscar. Y ya en 2016, producen su particular homenaje al cine clásico de Hollywood con ¡Ave, César!, en la que vuelven a contar para el papel protagonista con Josh Brolin y George Clooney entre muchos otros. Con todo esto a sus espaldas y una reputación intachable dentro del cine independiente y el público más exigente, Los hermanos Coen se sitúan como un referente cinematográfico actual y unos auténticos ejemplos a seguir por los nuevos cineastas que buscan algo más que un cine convencional. De seguro, que aún tienen multitud de películas que realizar para satisfacer a crítica y público con un estilo de lo más personal y reconocible, que puede que te guste o puede que no, pero desde luego no se les puede reprochar que no intenten en todo momento realizar algo auténtico y repleto de mucha intención.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN COMO DIRECTORES 9 SOBRE 10

VALORACIÓN MEDIA DEL CINE DE RAMÓN DE SUS PELÍCULAS 7.25

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
Hermanos Coen, 9.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *