Hijos de los hombres (2006)

                                           hijos de los hombres

Hijos de los hombres (2006) de Alfonso Cuarón es un thriller de intriga y ciencia ficción basado en el año 2027 en una sociedad distópica en la que desde hace 18 años las mujeres dejaron de ser fértiles, viviendo en medio de este caos total un ex-activista radical que es contratado por su antigua pareja para que proteja a la persona más valiosa del planeta. Dirigida con un ritmo vigoroso y con un estilo apocalíptico, es una obra llamativa y original al exponer un entramado entretenido y diferente que capta la atención del público y lo absorbe por ofrecer algo nuevo e incitador que te hace cavilar con un posible futuro desastroso en el que el final es inevitable por culpa de los humanos, concluyendo una notable película que queda en la retina del público y no se olvida fácilmente.

La fotografía es impactante y lúgubre al verse todo en ruinas gracias a un enorme trabajo evocador que estimula al público por estar repleto de matices y hacer gran uso de los claroscuros para crear la atmósfera turbia apropiada. La música es variada en sus ritmos para inquietar y turbar al público en las escenas oportunas, haciéndoles sentir la amenaza y usando cuando es requerido sonidos profundos y conmovedores en sus emotivas melodías. Los planos y movimientos de cámara consuman una extraordinaria labor técnica a través del uso sobre todo de la cámara en mano y seguimiento y unos largos plano secuencia, usando también el reconocimiento, circulares, subjetivos, panorámicos, generales y rotación en una labor personal y usada bastante por el director. Cabe destacar también, los efectos visuales sorprendentes que descolocan al público al enardecer la sangre y la violencia en determinadas escenas.

Las actuaciones son cumplidoras e irreprochables. Como protagonistas Clive Owen está competente y acertado en su papel con carácter habitual, Julianne Moore está auténtica en su labor, Michael Caine está genuino en su carismático papel y Chiwetel Ejiofor está persuasivo en un personaje detestable, siendo buenos los acompañamientos de Peter Mullan, Danny Huston y Claire-Hope Ashitey entre otros. La dirección artística emplea para estos unos vestuarios y caracterizaciones informales y carentes que son característicos de un supuesto apocalipsis en una impecable labor que junto con los decorados y los exteriores te transportan a un futuro inesperado.

El guion, escrito por el director junto con David Arata, Timothy J. Sexton, Hawk Ostby y Mark Fergus y basado en una novela de P.D. James, muestra una historia dantesca en la que el fin del mundo viene por la inesperada y repentina infertilidad de la mujer, exponiendo entonces la deshumanización del hombre y su carácter violento cuando todo se desmorona y se pierde la fe por completo, finalizando un notable film que sin ser de los mejores del género gusta y mantiene el tipo. Esto se lleva a cabo con una narrativa intrigante y directa que de forma expresiva deja clara la desesperanza de la población por la supervivencia. Cabe señalar también, el montaje rítmico y acompasado que no permite que el público se relaje ni pierda el interés por el film.

En definitiva, la considero una obra entretenida y a ratos emocionante que gustará a los seguidores del género por su historia y por ofrecer algo nuevo a lo ya mucho utilizado dentro de la temática apocalíptica, ya que sin llegar a ser un gran film se recuerda con agrado y no decepciona a nadie en su visionado. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, efectos, planos, movimientos de cámara, vestuarios y caracterizaciones que convierten a Hijos de los hombres, en un buen film de ciencia ficción que no dejará a nadie indiferente tras su visionado.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (1 vote cast)
Hijos de los hombres (2006), 7.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *