J. Edgar (2011)

                                              J. Edgar

J. Edgar (2011) de Clint Eastwood es un drama biográfico sobre la vida profesional y personal de J. Edgar Hoover, de cómo llegó al poder y dirigió el FBI con dureza para acabar con el comunismo y los gánsteres, convirtiéndose en uno de los hombres con más repercusión de los Estados Unidos en el siglo XX. Dirigida con un ritmo pausado y con un estilo fiel a la biografía del ex director del FBI que es correcto, es una obra interesante para los que quieran conocer la parte más oscura de la política interior norteamericana, la cual deja evidencias del poder que estos tenían incluso por encima de los distintos presidentes de los EEUU a los que les resultaba molesta la continua y manipuladora figura de un hombre con ideas fuertes y en ocasiones poco consensadas y respetadas.

La fotografía sombría hace gran uso de los claroscuros y es evocadora en una labor repleta de matices confortantes pero portentosos que cumplen con una gran tarea visual, siendo en ocasiones impactante por alguna escena violenta. La música realizada por Clint Eastwood es intensa y turbadora en las escenas oportunas para inquietar e intrigar al público, siendo el resto sonidos tranquilizadores en un buen acompañamiento musical acorde con la historia. Los planos y movimientos de cámara consuman una sobria labor técnica mediante el uso de la cámara en mano, seguimiento, detalles, generales, subjetivos, reconocimiento, circulares y avanti lentos para dar solemnidad y sacar lo mejor de la trama y las interpretaciones. Cabe destacar también, los efectos visuales competentes en determinadas escenas.

Las actuaciones son profundas y remarcables del primero al último. Como protagonistas Leonardo DiCaprio está contundente y persuasivo en su papel, Naomi Watts está aceptable y apropiada en su tarea y Judi Dench señalada como es habitual en ella, siendo buenos los acompañamientos de Armie Hammer, Josh Lucas, Ed Westwick, Dermot Mulroney, Lea Thompson y Jeffrey Donovan entre otros. Emplea para estos la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones sugestivos a los personajes y sus profesiones, así como en las distintas décadas en las que transcurre la acción en una espléndida labor que junto con los magníficos decorados te transportan. Mencionando en especial la difícil caracterización de Leonardo DiCaprio como J. Edgar Hoover.

El guion, escrito por Dustin Lance Black, es biográfico y se ciñe fehacientemente a la historia real de J. Edgar Hoover, de cómo llegó a la dirección del FBI y lo limpio de arriba a abajo de acuerdo con lo que él consideraba apropiado para la organización, logrando con ello interesar a los amantes de los biopics aunque eso sí, es bastante larga y a ratos carece de más pasión para que no se despiste el espectador en su visionado. Esto se lleva a cabo con una narrativa con voz en off explicativa y pesimista durante todo el film, añadiendo con ello intriga en un lenguaje clásico y equilibrado que da profundidad a la película. Cabe señalar también, el montaje creativo y abstracto con flash-back y flash-forward que dan un toque original al film.

En definitiva, la considero una buena obra biográfica que plasma la vida profesional y personal de J. Edgar Hoover en el FBI para dejar evidencia de uno de los hombres más importantes de los Estados Unidos en el siglo XX a todos aquellos que quieran descubrir su vida. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, planos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones, decorados y narrativa que vuelven a J. Edgar, un digno biopic pero no imprescindible obra en la filmografía del director.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 6 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 6.0/10 (1 vote cast)
J. Edgar (2011), 6.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *