Johnny cogió su fusil (1971)

                                              johnny cogió su fusil

Johnny cogió su fusil, de Dalton Trumbo, es un drama de cine independiente norteamericano y una película de culto basada en un joven que al ser herido de gravedad en la primera guerra mundial, queda postrado en la cama de un hospital ciego, sordo, mudo y sin extremidades mientras piensa en el modo de poder comunicarse con los demás. Con esta desgarradora historia, el director construye uno de los mayores films antibelicistas que se recuerdan, ya que su angustiosa trama machaca al público con las heridas físicas y también psicológicas que la guerra produce en los hombres a través de un argumento asfixiante, que guarda en su interior varios detalles fílmicos únicos para dejar en el espectador la sensación de haber visto un cine distinto, de ese que se queda en tu interior para siempre por lo irrespirable de su historia.

También hace críticas abiertamente a la supuesta democracia, a la ignorancia del pueblo hacia el patriotismo, a la actitud del gobierno hacia los heridos de guerra y a la libertad hacia la eutanasia en las personas que lo deseen mediante la intensa trama que expone su director y guionista Dalton Trumbo, penetrando en el espectador con un relato doloroso que va de menos a más y hace al público partícipe de lo horrible que tiene que ser quedar postrado y solo en una cama de hospital, además de incomunicado por no poder hablar con nadie debido a las lesiones producidas en la batalla. Dalton Trumbo da forma por tanto, a un guion con la total intención de abrir los ojos a todos aquellos que serían capaces de dar la vida por su país, sin molestarse en pensar siquiera en las posibles consecuencias de todo esto.

Los elementos que mejor funcionan en la película son: la narrativa desesperanzada y triste del protagonista con voz en off. Alternar la fotografía, (al usar el blanco y negro cuando es el infausto presente el que vive el protagonista y el color cuando son sus recuerdos del pasado los que entran en escena). Y las profundas interpretaciones de Timothy Bottoms en un papel con hundimiento psicológico, Jason Robards que está intachable en su labor y Donald Sutherland que trabaja con brillo como es habitual en él. También se puede destacar, el montaje inteligente que marca un ritmo absorbente y desde luego lúcido al usar a lo largo del film el flash-back para montar toda la historia. La música que pasa de rítmica y militar a melódica y emotiva según el momento de la historia. Y los vestuarios y caracterizaciones de militares, trabajadores del hospital y civiles que junto con los decorados y exteriores te transportan al momento y lugar en cuestión.

Para finalizar, considero Johnny cogió su fusil, una obra abiertamente antibelicista que sin pelos en la lengua ofrece la cruda realidad de los heridos de guerra al público a través de la lastimosa historia que vive un joven herido en la primera guerra mundial, mostrando con ello un producto provocador y único en el séptimo arte que cautivará a los buscadores de cine independiente y personal que siempre presenta algo nuevo -y en este caso perturbador-, al cinéfilo exigente ávido de cine dramático y real en estado puro que critica abiertamente todo lo que daña la guerra.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (2 votes cast)
Johnny cogió su fusil (1971), 9.0 out of 10 based on 2 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *