La ardilla roja

la ardilla roja

La ardilla roja de Julio Medem, es un drama romántico de intriga notable y acertado en sus rarezas. Dirigida con un ritmo gradual y apacible, y al estilo singular y único del director, es embrollada y confusa, además de extraña y original. Realizada de manera inteligente y eclipsante, tiene un resultado abstracto como si de un puzle se tratara, aunque al final quedan todos los cabos atados, obteniendo un resultado atrayente y magnético que cala en el espectador.

La fotografía, es sensacional y vistosa, con imágenes hermosas y agraciadas que estimulan e hipnotizan al público, cautivándolo con imágenes desconcertantes y recónditas. La música, de nuevo realizada por Alberto Iglesias, es intensa y misteriosa, con sonidos penetrantes y profundos además de rítmicos y enigmáticos que resultan intrigantes y amenazadores, en un notable acompañamiento de la trama. Y una vez más, con unos planos y movimientos de cámara subjetivos, primera persona, cámara en mano, steadycam y primeros planos originales y bien trabajados.

Las actuaciones, son remarcables y señaladas. Con Emma Suarez con hundimiento psicológico y natural en su labor, Nancho Novo persuasivo y cumplidor, y oportunos acompañamientos de Carmelo Gómez, Karra Elejalde, María Barranco y Chete Lera entre otros. Empleando para estos, unos vestuarios y caracterizaciones naturales y estéticamente alusivos por un lado, marcando la personalidad de los personajes, y extraños e insólitos por otros, en una buena dirección artística.

El guion, escrito por el mismo director, es profundo y penetrante, además de hipnótico y extrañamente intrigante, con sus habituales toques abstractos y enigmáticos que absorben al público, creándole confusión por contener rarezas intrincadas, y por crear una atmósfera magnética alrededor de la historia. Utilizando para llevarlo a cabo, una narrativa misteriosa e insidiosa, que suena lejana y oscura, dando profundidad a los comentarios que son equilibrados e impecables.

En definitiva, la considero una de las obras más imprescindibles e hipnóticas del director, ya que es insólita y extraña como pocas, y desde luego fiel a su estilo opaco y enigmático. Recomendable por su dirección, guion, interpretaciones, fotografía, música, planos, movimientos de cámara y narrativa que hacen de La ardilla roja, un film notable que merece la pena ser visto por los buscadores de cintas oscuras, extrañas y de difícil o incluso imposible comprensión.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (1 vote cast)
La ardilla roja, 7.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *