La cinta blanca (2009)

                                           la cinta blanca

La cinta blanca (2009) de Michael Haneke es un drama de intriga basado en la infancia en la Alemania anterior a la primera guerra mundial en la que en un pequeño pueblo alemán comienza a suceder extraños sucesos que descoloca a sus habitantes. Dirigida con un ritmo sereno y con un estilo sobrio pero incitador que trata con profundidad una historia penetrante, es una obra arrolladora en los enigmáticos sucesos que ocurren en su pueblo, atrapando poco a poco y con mucho oficio hasta al cinéfilo más exigente, ya que su provocadora trama se toma su tiempo para crear una atmósfera enrarecida y misteriosa que envuelve al público y lo machaca a su antojo, concluyendo un soberbio film que es de los más destacables de las cintas del director.

La fotografía en blanco y negro es evocadora a la época y lugar en cuestión en una labor repleta de detalles desconcertantes que logran esplendor para un film estimulante y magistral en lo que se propone serlo. La música clásica es melódica e instrumental y tan solo es usada en escasas ocasiones para no distraer con ella la atención del público del film con sonidos innecesarios. Los planos y movimientos de cámara consuman una excelente y bien cuidada labor técnica mediante el uso de los generales, seguimiento, travellings, cámara en mano, primeros y primerísimos planos, subjetivos, tercera persona y rotación que sacan lo mejor de la historia y las interpretaciones. Cabe destacar también, algunos efectos visuales competentes en determinadas escenas.

Las actuaciones son profundas e íntegras del primero al último. Cuenta con las convincentes y personales interpretaciones de Susanne Lothar, Ulrich Tukur, Leonard Proxauf, Burghart Klaußner, Josef Bierbichler, Steffi Kühnert y Michael Schenk entre otros. Emplea para estos la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones sugestivos de granjeros y campesinos de las gentes de pueblo de la época y lugar en una brillante labor que junto con los decorados de interiores y los exteriores te transportan in situ.

El guion, escrito por el director, tiene un trasfondo histórico único para exponer una trama que explica y da una teoría sobre el comienzo del nazismo aunque de un modo indirecto, absorbiendo al público con sus enigmas e implacable historia que penetra hábilmente en el público y se queda en su mente, finalizando un incitador film que es de visión obligada para los seguidores del género y del director. Esto se lleva a cabo con una narrativa con voz en off directa y enigmática que añade intriga con tono impecable y académico con la voz de un hombre mayor casi anciano en su voz afable que acompaña magistralmente todo el film.

En definitiva, la considero una obra inolvidable y esencial en su género y en la filmografía del director que va generando poco a poco interés con un entramado misterioso que no tiene prisas en exponer la historia y que atrapa de principio a fin al público que se aventure a descubrirlo. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, montaje, planos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones, decorados y narrativa que hacen de La cinta blanca, un film pernicioso en lo que oculta que eclipsará a todos aquellos que se propongan descubrirlo.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)
La cinta blanca (2009), 8.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *