La momia (1999)

                                              la momia

La momia (1999) de Stephen Sommers es un film de aventuras y acción fantástica basado en un legionario que está a punto de ser ahorcado y es salvado por una bibliotecaria con profundos conocimientos de Egipto para que la lleve a la ciudad perdida de Hamunaptra. Dirigida con un ritmo vigoroso y con un estilo que mezcla lo aventurero con lo fantástico, es una obra de lo más apasionante y entretenida que satisface a toda clase de públicos con lo que ofrece, absorbiendo al espectador con su acción en plan western y con su historia de trasfondo histórico que da emoción al film, concluyendo una estupenda película que gusta ver aunque no sea un título imprescindible, sino más bien una película amena y recordable.

La fotografía es bella y evocadora en sus imágenes sensacionales que llaman la atención al espectador y ofrecen un atractivo y cautivador trabajo que es apasionante en la acción e intrigante en sus misteriosos descubrimientos repleto de detalles. La música es melódica y excitante, siendo sugerente a cada lugar visitado y pasando de inquietante y amenazadora a aventurera y arrolladora según el momento de la trama para satisfacer a los seguidores del género gracias al talento musical de Jerry Goldsmith. Los planos y movimientos de cámara consuman una labor técnica dinámica mediante el uso del avanti, retroceso, primeros planos, plano-contraplanos, panorámicos, reconocimiento, travellings, seguimiento, detalle y cámara en mano bien elaborados que sacan lo mejor de la acción y las interpretaciones. Cabe señalar también, los efectos visuales y de sonido asombrosos y sobrecogedores que mantiene al público expectante.

Las actuaciones son aceptables y divertidas en lo que ofrecen. Como protagonistas Brendan Fraser está auténtico y genuino en su línea de humor habitual y Rachel Weisz está inocente y sensible en su labor, siendo adecuados los acompañamientos de John Hannah, Arnold Vosloo, Jonathan Hyde, Oded Fehr, Kevin J. O´Connor y Stephen Dunham entre otros. Emplea para estos la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones alusivos y bien cuidados en detalles que logran un trabajo notable que te transporta por dejar claro la procedencia de cada personaje en una magnífica labor que junto con los soberbios decorados evocan al lugar.

El guion, escrito por el director, es apasionante en su historia de búsqueda de momias y tesoros perdidos en el antiguo Egipto para satisfacer a todos los seguidores de las cintas de aventuras y acción, dejando grata sensación tras su visionado a todos aquellos buscadores de films comerciales y poco profundos que ofrecen entretenimiento y emoción, logrando una historia que tuvo posteriores secuelas de menor calidad. Esto se lleva a cabo con una narrativa inquietante y misteriosa que añade más interés al film, siendo también un trabajo insinuante que marca claramente la personalidad de cada personaje gracias a unos diálogos chulescos e ingeniosos que añaden más atractivo a la película. Cabe destacar también, el montaje rítmico y acompasado que muestra gran historia en más de 2 horas pero que no se hace pesado en absoluto.

Para finalizar, la considero una obra indeleble e imprescindible dentro de sus géneros que dejará buenas sensaciones tras su visionado, ya que lleva por bandera la acción y la aventura dentro de un trasfondo histórico del viejo Egipto en lo que sin duda es una película comercial bien hecha para todos los públicos poco exigentes. Recomendable por su dirección, guion, fotografía, música, montaje, efectos, planos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones y diálogos que vuelven a La momia, un film emocionante y ameno de ver para toda la familia.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (1 vote cast)
La momia (1999), 7.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *