La princesa prometida (1987)

la princesa prometida

La princesa prometida (1987) de Rob Reiner es una comedia romántica de aventuras y fantasía que cumple con su cometido. Dirigida con un ritmo activo y con un estilo aventurero e infantil con tintes cómicos, es una obra simpática que satisface en líneas generales y acapara la atención de la familia, en especial la de los más jóvenes, consumando un trabajo que sobrevive eficazmente el paso del tiempo pero que no deslumbra más allá del entretenimiento, aunque guarde en su interior detalles simpáticos.

La fotografía es evocadora gracias a unas imágenes grandiosas y lumínicas que sacan a relucir la naturaleza, encantando en su visionado por estar repleta de imaginación y porque estéticamente está repleta de matices espléndidos. La música de Mark Knopfler, ameniza el film con sonidos melódicos y agradables que en ocasiones inquietan al público y en otras enardecen y estimulan cuando la acción entra en escena. Los planos y movimientos de cámara concretan un correcto trabajo técnico a través de los aéreos, generales, primeros planos, panorámicos, seguimiento, avanti y reconocimiento.

Las actuaciones son genuinas y carismáticas. Como protagonistas Robin Wright Penn está apropiada en su labor y Cary Elwes seductor y auténtico, siendo estupendos los acompañamientos de Mandy Patinkin, Chris Sarandon, Christopher Guest, Billy Cristal y Wallace Shawn entre otros. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones evocadores y bien trabajados que son sugestivos a la época en cuestión, al igual que los pertinentes decorados que te transportan in situ con imaginación.

El guion, escrito por William Goldman, está bien trabajado y es jocoso por momentos, cumpliendo con una historia atractiva y algo disparatada que mezcla las aventuras con el humor, cautivando a toda la familia y en especial a los más pequeños. Pero carece de pasión en gran parte del film y su mayor atractivo es la palabrería de época que juega con los verbos para atraer al público. Esto se lleva a cabo con una narrativa afable como si de un cuento se tratara y también con una voz en off educada que muestra un lenguaje antiguo y cordial para transportar al espectador.

Concluyendo, la considero una obra amena y apropiada para los más jóvenes aunque no es de las más destacables del género, pero al menos cumple para verla con toda la familia y pasar un rato agradable. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, vestuarios, caracterizaciones y narrativa que hacen de La princesa prometida, uno de los esos films para toda la familia que aunque no deslumbre, merece la pena ser visto al menos una vez en la vida.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 6 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 6.0/10 (1 vote cast)
La princesa prometida (1987), 6.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *