La rodilla de Clara (1970)

                                              la rodilla de clara

La rodilla de Clara (1970) de Éric Rohmer es un drama romántico y comedia basado en un escritor de mediana edad que decide en sus vacaciones y en complot con una amiga, seducir a una joven de 17 años que además tiene novio. Dirigida con un ritmo tranquilo que no se toma ninguna prisa en ir exponiendo su trama y personajes y con un estilo que habla a voces de otros films del director, es una obra que como bien le gusta a Rohmer explora mediante tema a priori triviales para un films, unos personajes complejos y con defectos terrenales que satisfacen a los cinéfilos más exigentes que busquen películas con personalidad y sello propio, concluyendo un notable film que sigue en la línea de propósitos del director y deja buenas vibraciones tras su visionado.

 La fotografía del gran Néstor Almendros es lumínica y muy natural al mostrar la belleza de la naturaleza, en un trabajo confortante y cautivador que está estéticamente bien cuidado en detalles hermosos e inspiradores. La música es escasa en el film y usada en pocas ocasiones, y suenan más los sonidos cotidianos de la naturaleza. Los planos y movimientos de cámara consuman una labor técnica propia y usada en otras ocasiones por el director mediante el uso del seguimiento continuo, generales, panorámicos, avanti, retroceso, cámara en mano, plano-contraplanos y primeros planos bien trabajados que sacan lo mejor de las interpretaciones y su entorno.

Las actuaciones son creíbles y convincentes. Como protagonistas Jean-Claude Brialy está seductor y señalado en su labor y Beatrice Romand está sensual y provocativa en su juego amoroso, siendo destacables los acompañamientos de Aurora Cornu, Laurence de Monaghan, Michel Montel, Gérard Falconetti y Fabrice Luchini. La dirección artística emplea para estos unos vestuarios y caracterizaciones informales y muy naturales que evocan al momento, cumpliendo con un alusivo trabajo que junto con los exteriores te transportan in situ.

El guion, escrito por el director, es profundo al explotar unos personajes jóvenes y maduros en una seducción más bien romántica que sexual, aunque sin dejar de lado dicha insinuación, llevando a cabo una trama basada en esas interrogaciones y los giros de atención que varían de uno a otros personajes para añadir más interés al film, logrando una tarea provocadora muy al estilo del director que satisface a todos sus seguidores para añadir un granito más a la Nouvelle Vague. Esto se lleva a cabo con una narrativa común e impoluta que profundiza en situaciones cotidianas o fuera de lo convencional de los films como bien le gusta al director, destacando sobre todo la insinuación y el coqueteo de los protagonistas. Cabe señalar también, el montaje dividido en días para informar al público del paso del tiempo de las vacaciones en la trama.

Concluyendo, la considero una obra indispensable en la obra del director que sigue la misma línea trazada por este en los films anteriores, siendo el principal fuerte del film las relaciones entre los personajes, en especial dentro de la temática de seducción entre estos para satisfacer a todos los seguidores del género. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, montaje, planos, movimientos de cámara y narrativa que hacen de La rodilla de Clara, un film bien trabajado y personal que no dejará indiferente a los incondicionales de Rohmer.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (1 vote cast)
La rodilla de Clara (1970), 7.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *