La vaquilla

la vaquilla

La vaquilla de Luis García Berlanga, es una comedia basada en la guerra civil española. Dirigida con un ritmo dinámico y activo, y con el humor ácido habitual del director, construye una cinta fantástica y maravillosa, que se burla con tono ingenioso y divertido del estereotipo español incluso en tiempos de guerra, aunque le sobran 30 minutos de metraje. Pero está realizada de manera perspicaz y acertada, obteniendo un resultado notable que gusta ver al público en general.

La fotografía, es naturista y evocadora a los campos y pueblos españoles de la época, cualificada y eficiente en imágenes, está llena de matices espléndidos que agradan su visionado. La música, es folklórica y sugerente, con sonidos rítmicos e idóneos por tener melodías del momento en cuestión, transportando al espectador. Y cabe resaltar, el acostumbrado trabajo técnico de cámara y planos del director, con excelente uso del travelling, panorámicos, generales, seguimiento y rotación, estéticamente inteligentes y apropiados.

Las actuaciones, son auténticas y genuinas. Contando con las carismáticas y pertinentes interpretaciones de Alfredo Landa, Santiago Ramos, Juanjo Puigcorbé, Guillermo Montesinos, José Sacristán, Carlos Velat, Eduardo Calvo y Violeta Cela. Empleando para estos, unos vestuarios y caracterizaciones estéticamente sugerentes para los soldados, marcando de manera verosímil los diferentes bandos en una buena dirección artística.

El guion, escrito por el mismo director junto con su frecuente colaborador Rafael Azcona, es curioso y agradable dentro de su incoherencia y argumento disparatado, que es por ello jocoso y arrollador en una notable labor, que serán las risas de toda la familia en su visionado. Utilizando unos diálogos ingeniosos y diligentes, que usan en todo momento el tono burlón y satírico con gran perspicacia, ingenio y ocurrencia, siendo como es normal, uno de los principales atractivos del film.

En definitiva, la considero una de las obras inmortales y esenciales del director, a tener en cuenta por contener su típico humor retorcido que cala sin remisión en el espectador, y que está acompañado de una constante provocación tomada a broma, aunque eso sí, le sobran 30 minutos de metraje. Recomendable por su dirección, guion, interpretaciones, vestuarios, caracterizaciones y diálogos que convierten a La vaquilla, en un film entretenido y agradable de ver con toda la familia.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (2 votes cast)
La vaquilla, 7.0 out of 10 based on 2 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *