La vergüenza (1968)

la vergüenza

La vergüenza (1968) de Ingmar Bergman es un drama bélico sobre una pareja de músicos que huyen de la guerra aunque son alcanzados por ella, cambiando drásticamente su forma de ver la vida. Dirigida con un ritmo gradual y con el estilo característico del director aunque introduciendo la temática bélica, es una obra que se adentra en los miedos e inquietudes internos de una pareja cuando el entorno que les rodea es hostil. Realizada de forma impetuosa tiene un resultado provocador al mostrar los efectos psicológicos del matrimonio en la guerra.

La fotografía en blanco y negro es sencilla y hermosa al principio gracias a unas imágenes inspiradoras, pero se vuelve después más violenta y amenazadora a medida que avanza el film. La música es escasa y solo se emplea al principio y al final con sonidos turbadores que inquietan. Los planos y movimientos de cámara tienen la intención de evidenciar el dramatismo en los protagonistas a través del uso de los primeros y primerísimos planos, subjetivos, detalles, avanti y cámara en mano que incrementan la sensación de amenaza.

Las actuaciones son señaladas. Como principales Max von Sydow tiene un magnífico papel al ser primero sensible y después perverso cuando los estragos de la guerra hacen mella en él y Liv Ullmann al contrario, más integridad al principio y delicada después, siendo convincentes los acompañamientos de Sigge Fürst, Gunnar Björnstrand y Birgitta Valberg entre otros. Emplea para estos la dirección artística unos vestuarios normales y posteriormente carentes al manifestar las penurias de las guerras. Destaca también unos efectos visuales y de sonidos eficientes y admirables al enardecer la batalla con las explosiones.

El guion, escrito por el director, es incitador al expresar una historia avasalladora que estremece al testimoniar que incluso alguien limpio de corazón y asustadizo, se puede volver un monstruo sin sentimientos y quien parece más valiente y decidido, podría no serlo tanto, consiguiendo con ello un extraordinario trabajo digno de elogio. Esto es llevado a cabo con una narrativa clásica e impoluta que se vuelve más oculta e insidiosa cuando el miedo entra en escena.

En conclusión, la considero una obra indeleble e indispensable del director, al mezclar el drama con el belicismo y mostrar con ello lo que puede cambiar una persona en circunstancias extremas, como por ejemplo sufrir los horrores de la guerra hasta llegar al desmoronamiento de hasta los más benévolos y limpios de corazón. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, efectos, planos, movimientos de cámara, caracterizaciones y narrativa que vuelven a La vergüenza, uno de los films más sobresalientes del cineasta sueco que merece la pena ser descubierto por los cinéfilos más exigentes.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 9 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
La vergüenza (1968), 9.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *