La vida es bella

la vida es bella

La vida es bella de Roberto Benigni, es una comedia dramática basada en la segunda guerra mundial y el holocausto judío. Dirigida con un ritmo vigoroso y dinámico, es original y distinta por la historia, y por estar contada en alusión a una fábula. Y se realiza de un modo íntimo y personal, que sorprende por ser de talla extraordinaria, siendo definida de modo maravilloso, fantástico e inteligente. Lo que se dice en pocas palabras, una obra maestra enternecedora.

La fotografía es grandiosa y vistosa, totalmente sugerente a la época y atractiva, con toques impactantes por momentos y desde luego excelente e inspiradora por sus múltiples matices. Y la música, es bella y hermosa, totalmente idónea en su acompañamiento de la trama y sensacional y confortante, la cual, será recordada aún con el paso de los años, ya que es cautivadora y encantadora para todo tipo de públicos, y digna ganadora del oscar.

Las actuaciones, son auténticas, genuinas e inverosímiles. En especial, Roberto Benigni que está fascinador, carismático y deslumbrante en un oscarizado papel inolvidable por su “hipnotizadora” interpretación. Y destacando también al jovencísimo Giorgio Cantarini, que está cautivador y resplandeciente en uno de los más emotivos papeles infantiles que se recuerdan. Siendo también competentes las actuaciones de Marisa Paredes, Nicoletta Braschi, Giustino Durano y Horst Buchholz. Empleando diálogos ingeniosos y ocurrentes que brillan por su espontaneidad y tono dicharachero del protagonista, que son en definitiva cómicos e increíbles en su juego de palabras que quedan para la posteridad.

El guion, del mismo director junto con Vincenzo Cerami, es mágico, conmovedor y emotivo, el cual, absorbe y penetra en el público por su gran belleza trágica, y por estar argumentado de modo apasionante y algo disparatado por momentos, mezclando como nadie, lo hilarante, bello y escalofriante, de modo provocador y único. Con un excelente montaje lineal y narrativo, en el que durante 2 horas de duración, mete el contenido necesario para impresionar al espectador sin ir demasiado rápido o lento, y sin sobrarle un solo minuto.

Para concluir, cabe destacar unos fabulosos vestuarios y caracterizaciones sugestivos a la época y lugar, elaborados estéticamente con acierto en una asombrosa dirección artística. Por lo que, en definitiva, la considero como ya he dicho, una obra maestra indispensable y esencial en el séptimo arte, por ser mágica, trágica y emotiva a partes iguales. Muy recomendable para todos los públicos por su ternura, encanto, actuaciones, guion, dirección, música, montajes y vestuarios y caracterizaciones, que fueron y son un acierto para la crítica y el público, ya que La vida es bella, es una cinta que con total seguridad sobrevivirá de modo sobresaliente, el paso del tiempo.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 10 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.3/10 (3 votes cast)
La vida es bella, 9.3 out of 10 based on 3 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>