Los cazafantasmas (1984)

                                                  los cazafantasmas

Los cazafantasmas (1984) de Ivan Reitman es una comedia de terror fantástico basado en un grupo de amigos científicos que deciden montar una empresa para dar caza a los fantasmas que aparecen en Nueva York. Dirigida con un ritmo activo y con un estilo que mezcla con mucha habilidad la comedia con el terror, es una obra atractiva por tener en su interior todos los componentes necesarios para sobrevivir el paso de los años y ser descubierta por nuevas generaciones, ya que su humor ingenioso, sus efectos y cómicas interpretaciones, además por supuesto de su banda sonora, cautivan al público para ser recordada como una de las cintas de entretenimiento familiar imprescindible de los 80.

La fotografía es alusiva y fantástica gracias a unas imágenes llamativas y vistosas que estimulan con sus lumínicos efectos su visionado, apasionando a todos los seguidores de los géneros ya que logran un espléndido trabajo repleto de detalles. La música es rítmica y excitante por tener una de las bandas sonoras más reconocibles de la historia del séptimo arte, dando espectáculo y cautivando a todos con sus sonidos. Los planos y movimientos de cámara consuman una labor estupenda mediante el uso de la cámara en mano, primeros y primerísimos planos, seguimiento, plano-contraplanos, panorámicos, reconocimiento, travellings, steadycam, detalles, avanti y retroceso que sacan lo mejor de las interpretaciones y la acción. Cabe señalar también, los efectos visuales y de sonidos competentes y asombrosos para su momento que añaden más atractivo al film si cabe.

Las actuaciones son carismáticas y auténticas. Como protagonistas Bill Murray está genuino y admirable en su línea habitual, Dan Aykroyd está irreprochable en su personaje inocente y Harold Ramis está adecuado añadiendo su toque peculiar al grupo, además son oportunos los acompañamientos de Sigourney Weaver, Ernie Hudson, Rick Moranis y William Atherton entre otros. Emplea para estos la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones estéticamente originales y bien trabajados en una espléndida labor que se recuerda y que junto con los magníficos decorados y exteriores te transportan in situ.

El guion, escrito por Dan Aykroyd, Harold Ramis y Rick Moranis, fue de lo más original en su momento y supo calar en toda clase de públicos por ser de esa clase de films comerciales que cautivan y dejan estupendas vibraciones tras su visionado, finalizando una obra indeleble, apasionante e hilarante que después de tantos años sigue pegando al público al televisor cuando la echan por la tele. Esto se lleva a cabo con una narrativa expresiva y sugerente que gracias a unos comentarios disparatados y unos diálogos ingeniosos y ocurrentes sacaran las risas de toda clase de públicos. Cabe señalar también, el montaje seguido y acompasado que mete buena historia y entretenimiento en algo más de 100 minutos que pasan en un santiamén.

En definitiva, la considero una obra inolvidable y esencial dentro de las comedias de terror y de los films comerciales de los 80 que supo cautivar a todos aquellos que visionaron el film y que lo han vuelto a ver en posteriores ocasiones, ya que entretiene y divierte, y además tiene la chispa necesaria para sobrevivir con estilo el paso de los años. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, efectos, planos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones, decorados y diálogos que convierten a Los cazafantasmas, en un film genial y divertido como pocos que es de visión obligada para todos aquellos que aún no la hayan visionado.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (1 vote cast)
Los cazafantasmas (1984), 7.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *