Los chicos del coro (2004)

                                                los chicos del coro

Los chicos del coro (2004) de Christophe Barratier es una comedia dramática basada en la música en los años 40 en la que un profesor de música que está en el paro acepta un puesto como profesor vigilante en un internado infantil, enseñando a los niños música y a unirse todos en un canto coral. Dirigida con un ritmo reposado y con un estilo personal y hermoso, es una bella obra que demuestra como la mano izquierda es mucho más eficaz que la derecha para educar en este caso a unos niños rebeldes y problemáticos que lo único que necesitan es una buena orientación e inspiración por alguien con buenas intenciones, concluyendo un magnífico film que tiene una forma maravillosa de calar sinceramente en el espectador.

La fotografía es alusiva en imágenes bien cuidadas en claroscuros, añadiendo confort al film en una labor repleta de detalles que te transportan in situ. La música es emotiva en sus dulces melodías compuestas en parte por el director, cautivando con nostalgia y acierto gracias a una encantadora tarea que agrada escuchar. Los planos y movimientos de cámara consuman una bien elaborada tarea técnica a través del uso del avanti, generales, seguimiento, cámara en mano, plano-contraplanos, subjetivos, primeros planos, steadycam, voyeur y reconocimiento que sacan lo mejor de la historia y de las interpretaciones.

Las actuaciones son convincentes y remarcables. Como protagonista Gérad Jugnot está sensible y natural en su labor, siendo estupendos los acompañamientos de Jean-Baptiste Maunier, François Berléand, Jacques Perrin, Kad Merad y Marianne Basler entre otros. La dirección artística emplea para estos unos vestuarios y caracterizaciones sugestivos de niños humildes de la época en cuestión, en un buen elaborado trabajo que junto con los decorados de interiores e incluso de exteriores te transportan in situ.

El guion, escrito por el director junto con Philippe Lopes-Curval, es hermoso y enternecedor en su historia en la que la persona indicada inspira a unos niños apartados de la sociedad y mal tratados en un internado por su director, a sacar de ellos mediante ilusión y esfuerzo la música para crear además un coro infantil que los aleja del mal camino y los ayuda a conocerse a sí mismos, finalizando un conmovedor film que captará la atención de toda clase de públicos. Esto se lleva a cabo con una narrativa con voz en off de lectura al principio, siendo el resto evocador según la edad y condición del personaje. Cabe destacar también, el montaje con un flash-back recordatorio que enlaza el principio y el final, siendo el resto lineal y seguido.

Para finalizar, la considero una obra inolvidable y esencial en los dramas musicales que es merecedora de ser vista por todos aquellos interesados en ver cintas emocionalmente efectivas pero sin caer en el sentimentalismo barato, sino más bien enterneciendo con una sincera obra que cautiva a todos a su paso. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, planos, movimientos de cámara, vestuarios, caracterizaciones y narrativa que hacen de Los chicos del coro, un film profundo que estuvo incluso nominado a 2 oscars de la academia.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 8 SOBRE 10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)
Los chicos del coro (2004), 8.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *