Los chicos están bien (2010)

                                            los chicos están bien

Los chicos están bien (2010) de Lisa Cholodenko es una comedia dramática de cine independiente norteamericano, basado en una familia bastante particular en la que dos hijos de madres lesbianas que fueron inseminadas artificialmente y son pareja, buscan a su padre biológico para conocerlo y descubrir como es. Dirigida con un ritmo agradable y con un estilo lleno de líos sentimentales y una trama familiar que gusta ver, es una obra algo efectista al buscar sorprender con sus múltiples giros argumentales, pero que desde luego consigue calar con sinceridad en la parte humana y real del corazón del espectador, concluyendo un lúcido film que deja buenas vibraciones tras su visionado y que es más que eficiente en lo que se propone.

La fotografía es lumínica y competente al estar repleta de detalles estéticamente apropiados, cumpliendo con una idónea tarea que en ocasiones desconcierta un poco al público por la falta de costumbre en sus escenas de sexo. La música es moderna y variada en sus ritmos que acompañan la acción y que en ocasiones dan emotividad gracias a unas melodías tranquilizadoras, cumpliendo con un buen acompañamiento musical. Los planos y movimientos de cámara consuman una correcta labor técnica mediante el uso de los planos-contraplanos, primeros planos, seguimiento, cámara en mano, subjetivos, generales y avanti que sacan lo mejor de las interpretaciones y trata de hacerlas lo más humanas posible. Cabe destacar también, el montaje lineal y seguido que exprime lo bueno de una historia en menos de dos horas de duración.

Las actuaciones son notables y están repletas de personalidad. Como protagonistas Annette Bening está firme en su labor, Julianne Moore está remarcable en un admirable papel y Mark Ruffalo está natural y convincente, siendo acertados los acompañamientos de Mia Wasikowska, Josh Hutcherson y Yaya DaCosta entre otros. Emplea para estos la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones alusivos a cada personaje, predominando lo informal y marcando con ello las personalidades de los protagonistas.

El guion, escrito por la directora junto con Stuart Blumberg, es incitador en su trama al tratar con suma normalidad una temática sobre una familia poco convencional, que descubre con el conocimiento del padre biológico distintas sensaciones que creían conocer bien, concluyendo un film distinto que cautiva al público más comercial. Esto se lleva a cabo con una narrativa variada según el personaje que es natural y desde luego familiar, al querer plasmar en todo momento ese sentimiento con naturalidad y acierto.

En definitiva, la considero una obra entretenida en sus giros argumentales y profundidad tanto en la trama como en sus personajes para dejar evidencia de los posibles errores que puedes cometer en la vida sea cual sea tu ideología o sexualidad. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, planos y narrativa que convierten a Los chicos están bien, en un film diferente en ambos sentidos que puede que te guste o puede que no, pero que desde luego no se le puede achacar no querer ofrecer algo fuera lo convencional.

PUNTUACIÓN DEL CINE DE RAMÓN 7 SOBRE10

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (1 vote cast)
Los chicos están bien (2010), 7.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *